2008-11-07 05:00:00

Rastrean $10,1 billones en lavado de activos

La Unidad Administrativa Especial de Información Análisis Financiero, UIAF, del Ministerio de Hacienda ha detectado en lo corrido de 2008 un número de casos de lavado de activos igual al reportado en los cinco últimos años.

Comparta este artículo ›

Rastrean $10,1 billones en lavado de activos

En otras palabras, surgió una avalancha de investigaciones, condensadas en 552 informes que ya fueron remitidos a la Fiscalía.

El volumen de recursos derivados de actividades ilegales asciende a $10,1 billones.

Estos reportes involucran a más de 12 mil personas y a 1.302 empresas, en “posibles casos de lavado de activos y financiación del terrorismo”, informó el director de la UIAF, Mario Aranguren Rincón.

El funcionario dijo que entre los sectores o actividades, mediante las cuales se estarían configurando los delitos financieros, están la construcción, materias primas, juegos de suerte y azar y hasta las llamadas “pirámides”.

El Gobierno Nacional anunció que está adelantando gestiones en el Congreso de la República para agilizar el trámite del proyecto de ley que convierte la captación masiva de recursos en un delito no excarcelable.

Para el equipo económico del Minhacienda, la iniciativa hace parte de las prioridades del paquete legislativo, que cursa en ambas cámaras.

Abundancia de RUT

Sobre ese mismo aspecto, el director de la Dian, Oscar Franco Charry, confirmó que las autoridades tributarias han detectado en ciertas zonas del país un inusual aumento de personas inscritas en el Registro Único Tributario (RUT).

Esta situación puede estar relacionada con la exigencia que están haciendo las “pirámides” al público, para evitar sanciones.

Franco precisó que el aumento de inscritos en el RUT ha sido más notorio en los departamentos de Putumayo, Nariño y Quindío, regiones donde hay un mayor auge de captadores de dineros del público.

Pirámides

Al ser interrogado sobre la relación entre captadores de dinero del público y estas actividades, Aranguren indicó que ya se han comprobado, pero la reserva judicial que pesa sobre las investigaciones impide divulgar casos concretos.

“Lo cierto es que ya la Fiscalía ha comenzado a judicializar a personas y empresas”, precisó.

Agregó que las personas que depositan sus dineros a la espera de obtener abundantes utilidades en muy corto plazo “corren el riesgo de ser judicializadas y de perder su patrimonio, si continúan con esta práctica”.

Publicidad
Publicada por: Juan Armando Rojas / Bogotá, Colprensa