2008-11-11 05:00:00

Interminable debate de los licores

Hay dos cosas claras frente a la concesi√≥n de licores con la empresa Cava A√Īeja: primero, que existe una deuda para la cual hay inter√©s de pagar de parte del concesionario y segundo, que terminar el contrato no es tan f√°cil como lo plante√≥ el secretario General del Departamento, Constantino Tami.

Comparta este artículo ‚Äļ

Interminable debate de los licores

Eso qued√≥ claro ayer entre los diputados y durante el debate que se dio en la plenaria de la Asamblea, a donde de nuevo lleg√≥ el tema de la concesi√≥n de licores que entreg√≥ la Gobernaci√≥n en 2005 por 20 a√Īos.

Y es que al debate le salieron muchos m√°s ¬Ďperos¬í de los que se pensaba. Tantos, que mientras el diputado Gilberto Tirado dec√≠a que no era tan f√°cil acabar la concesi√≥n, su colega Carlos Alberto Morales pidi√≥ posponer la discusi√≥n porque hab√≠a que tener m√°s herramientas.

El ¬Ďnudo¬í

La discusi√≥n de la concesi√≥n de licores lleg√≥ a la Asamblea luego de que al principio de a√Īo se analizara el comportamiento de recaudos y de que la Secretar√≠a de Hacienda advirtiera que existe una deuda por $1.646 millones por concepto de impuesto al consumo.

Si bien las partes ¬ĖCava A√Īeja y Departamento- han tratado de negociar el pago, no ha habido acuerdo alguno, pues seg√ļn afirm√≥ ayer ante la plenaria el contralor del Departamento, Jaime L√≥pez, el concesionario admite la deuda y est√° dispuesto a pagar, pero no existen garant√≠as para convenir el pago.

Los argumentos de Cava A√Īeja

Pero el asunto va m√°s all√°.

El representante legal del concesionario Cava A√Īeja, Orlando Arcini√©gas, llam√≥ la atenci√≥n sobre un par de puntos del contrato que cambiaron y que le sirve de argumento para sustentar la deuda y los atrasos en los pagos.

En primera instancia advirti√≥ que habr√≠a una competencia desleal del aguardiente Cristal Caldas frente al Superior (marca propia), por cuanto el Departamento le concedi√≥ durante cuatro a√Īos -2004 a 2007- una especie de exoneraci√≥n del pago del impuesto a las degustaciones.

Eso significa, seg√ļn Arcini√©gas, que ¬ďla productora de licores deb√≠a comercializar todos sus productos causando, declarando y pagando el respectivo tributo¬Ē.

Aparte de eso, el Representante Legal de Cava A√Īeja advirti√≥ que el Departamento tambi√©n elimin√≥ la cl√°usula preferente sobre el precio, es decir, que todos los productos elaborados por la Licorera de Caldas deb√≠an tener un precio m√°s alto que el Superior, a fin de facilitar la comercializaci√≥n del producto propio. Sin embargo, al caer la cl√°usula, el Superior qued√≥ en desventaja frente al Cristal.

Estos argumentos fueron los que llevaron a pensar a los diputados que hubo una variación en las cláusulas iniciales del contrato y que al darlo por terminado, el Departamento podría afrontar problemas jurídicos.

Sin embargo, algunos corporados como Roberto Smallbach y Luis Tulio Tamayo, insisten en que lo mejor es acabar la concesión.

As√≠ las cosas, el debate no termina. Por esa raz√≥n, la misma Asamblea plante√≥ que de nuevo se re√ļnan las partes, m√°s los organismos de control para buscar una salida que no afecte las rentas del Departamento y menos el producto propio.

Publicidad
Publicada por: mvalencia@vanguardia.comAna María Valencia s.