2008-11-13 05:00:00

California, a prueba por mayor simulacro de terremoto en EU

El sur de California realiza hoy el mayor simulacro de terremoto de la historia de Estados Unidos para entrenar a ciudadanos y equipos de emergencia de cara al temido “Big One”, un seísmo de gran magnitud previsto para los próximos 30 años.

Comparta este artículo ›

California, a prueba por mayor simulacro de terremoto en EU

Unos 5,1 millones de personas participan en la simulación de un temblor de 7,8 grados en la escala de Richter que, según estimaciones de los científicos, causaría al menos 2.000 muertos, 50.000 heridos, y 200.000 millones de dólares en daños materiales en este estado norteamericano.

El epicentro del terremoto estaría en la falla de San Andrés, situada en el estado y paralela a la costa, conocida por originar el movimiento telúrico que devastó la ciudad de San Francisco en 1906.

“La probabilidad de un gran sismo en esta zona en un plazo de tres décadas es casi de un 98%, por tanto es una certeza”, explicó Jean Paul Ampuero, profesor de sismología en el Instituto Tecnológico de California.

Miles de escuelas, empresas, centros médicos así como otras instituciones y también particulares, se registraron para intervenir en la simulación de seísmo, que comienza a las 10 de la mañana hora local y tiene una hipotética duración de dos minutos.

síntesis
“Nunca salir corriendo a la calle”

Ante la inminencia del mega temblor, la coalición de organismos públicos y privados que constituye Earthquake Country Alliance decidió poner en marcha el ejercicio hoy, llamado “Shakeout”, que supondrá el simulacro sísmico coordinado más multitudinario de los realizados en el país.

”Así se consigue llamar la atención de la gente, concientizar sobre el peligro y enseñar el procedimiento en caso de terremoto, es decir, tumbarse en el suelo, refugiarse (bajo una mesa por ejemplo) y cubrirse la cabeza. Nunca salir corriendo a la calle”, comentó Mark Benthien, director ejecutivo de Earthquake Country Alliance.

Publicidad
Publicada por: EFE, LOS ÁNGELES