2008-11-21 05:00:00

El tramo entre Girón y la Y del aeropuerto

El 23 de mayo de 2008  Vanguardia Liberal publicó un trabajo periodístico sobre la reunión que hubo el día anterior entre el director del Instituto Nacional de Concesiones (Inco), las autoridades locales, representantes de los gremios de la producción de Bucaramanga y las cabezas visibles de la Concesión Autopistas de Santander (ASSA). En ella se informó a Santander del estado en que se encontraban los trabajos de dos de las concesiones de vías que atraviesan el departamento.

Comparta este artículo ›

El tramo entre Girón y la Y del aeropuerto

Allí, la concesión Autopistas de Santander S.A. (ASSA) se comprometió a entregar en diciembre de este año, debidamente terminado, el tramo que va del conjunto residencial Alcalá en Girón a la Y del aeropuerto. Estamos a 9 días de que comience diciembre y el atraso de dicha obra pública es inmenso. Es decir, no se cumplirá con el compromiso.

Vanguardia Liberal informó en la edición que circuló el 25 de junio de 2008 que habían terminado las obras del peaje que hay cerca a la Y del aeropuerto Palonegro. Más allá del optimismo que en dicha noticia transmiten las expresiones verbales de quien gerencia la concesión Autopistas de Santander (ASSA) y el proyecto Zona Metropolitana de Bucaramanga (ZMB), nuestros lectores de tal día dedujeron que si  construyendo dicho peaje se demoraron más de un año, ¿cuánto  demorará la totalidad de la obra?

  El 10 de septiembre de 2008, Vanguardia Liberal publicó nuevas declaraciones del  representante de Autopistas de Santander S.A. (ASSA) y del proyecto Zona Metropolitana de Bucaramanga (ZMB), quien informó que la obra entre el conjunto residencial Alcalá en Girón y la Y del aeropuerto de Palonegro llevaba un avance del 70%. Y como aún quedaban tres meses de 2008, anunció con optimismo que iban a cumplir el compromiso que habían contraído con el Presidente de la República de entregar tal tramo terminado en diciembre de este año.

Hoy, 21 de noviembre, cualquier persona que transite por dicho trayecto de la carretera se da cuenta de que es imposible que terminen la obra antes de fin de año. Es decir, que las firmas concesionarias le incumplieron al Presidente de la República y a todos los santandereanos y que una vez más nos dejarán con los crespos hechos.

Llegó ya la temporada de fin de año y al igual que ha ocurrido en los años anteriores, las vías de acceso a Bucaramanga son una vergüenza, ya sea por Lebrija, por Piedecuesta o por la que viene de Cúcuta.

¿Por qué tanta roña en obras tan importantes para la región? ¿Por qué tantas falencias y yerros en tales obras públicas?
Y los santandereanos, en tanto, que tomen caldo de resignación, aguanten incomodidades y tropiezos y no crean en palabras que se lleva el viento. Lástima que el ministro de Transporte no meta en cintura a las firmas de ingeniería implicadas.

Publicidad
Publicada por: REDACCION EDITORIAL