2008-11-21 05:00:00

Alerta roja en Barranca y amarilla en Landázuri

Las autoridades en Landázuri estiman una emergencia mayor a las que se han presentado durante todo el año, si el agua de las copiosas lluvias que se presentaron hasta el pasado domingo sigue inundando el río Guayabito, que atraviesa la zona.

Comparta este artículo ›

Alerta roja en Barranca y amarilla en Landázuri

El alcalde del Municipio, Mario Suárez, aseguró que “el Gobierno Nacional no se ha vinculado en la situación, en la que además estamos a la expectativa de que el  box coulvert, una alcantarilla de 3.50 metros por 3.50 metros, donde llegan todas las aguas, colapse y se lleve todo el casco urbano por una posible avalancha”.

Hasta el momento, los constantes deslizamientos de tierra, lodo y arcilla dejan un total de 54 familias afectadas y diez viviendas totalmente destruidas, fuera de la pérdida de cientos de hectáreas de cacao, maderables, cítricos y aguacate, debido a un derrumbe que se llevó 280 metros de la vía principal que, a la altura del kilómetros 17, comunica a la localidad con Cimitarra.

A raíz de esto y según el Secretario de Planeación Local, Ariel Sánchez, “el río Guayabito presenta un represamiento de por lo menos 3 kilómetros, a causa de la caída de 500 mil metros cúbicos de lodo, tierra y arcilla.

Tales hicieron que el caudal del río, en su parte alta, alcanzara a sobrepasar 40 metros su nivel promedio, “por lo que ya se empezó a desbordar”.

Según las evaluaciones de los organismos de control, existen áreas con riesgo de avalancha, de las cuales Pedregales y Azufrado, en las que ya se reportan daños en cultivos y estanques piscícolas, además de inundaciones, presentan una mayor urgencia para evacuar.

Barrancabermeja, en alerta Roja

La historia de las inundaciones en Barrancabermeja es un cuento de nunca acabar, por lo menos, no hasta que el Municipio invierta en la reposición del alcantarillado.

Así lo afirmaron ayer los habitantes de los barrios ribereños y aledaños a la orilla, quienes explicaron una vez más que el problema no es tanto la crecida del río, como el desnivel de las alcantarillas:

“No es que sean deficientes, es que están a desnivel, lo que ocasiona las inundaciones”.

Mientras ellos siguen con su vida con el agua hasta las rodillas, en muchos casos, la Defensa Civil de Barrancabermeja notificó a la Dirección General de este organismo, que el Puerto Petrolero está en alerta Roja, que hasta ayer el río Magdalena estaba 45 centímetros por encima de su cota de desbordamiento (4.50) y que hay un total de 538 familias afectadas en la zona urbana, y 600 en la misma condición, pero en el área rural.
Vanguardia Liberal presentará mañana un informe más detallado y actualizado de la situación porteña.

El sur de Bolívar

Pese a que todo el sur de Bolívar está anegado, la situación más crítica, según la Defensa Civil, se encuentra en las poblaciones de Cantagallo y San Pablo. Yadira López González, presidenta del organismo de socorro en esa zona, indicó que por lo menos 216 familias están afectadas en el área urbana de la primera población nombrada, y en la rural, 25 de las 32 veredas están bajo el agua.

“También tenemos reporte de algunos deslizamiento de tierra”. La situación no es mejor en San Pablo, en donde hay 15 barrios y nueve veredas anegadas. La socorrista recalcó en la necesidad de atender a las comunidades bolivarenses, pues sus condiciones son precarias, debido a que la mayoría perdió su actividad económica.

Publicidad
Publicada por: diana c. león durán / Julia C. Hurtado Isaza