2008-11-28 14:56:37

Juanes

Vestido de yines, chaqueta verde militar y zapatos negros, Juanes se dispuso a responder esta entrevista. En una mano tenía su indispensable Blackberry (el que le robaron en Guadalajara nunca apareció) y en la otra un obsequio que recién le habían entregado: El arte de la guerra, de Sun Tzu.

Comparta este artículo ›

Juanes

Sobre el pecho, los dos rosarios plateados que no desampara, uno es regalo de su mamá Alicia Vásquez, y el otro de Karen y sus dos hijas.

Siempre que emprende un vuelo o se alista para un concierto, los toma con fuerza entre sus manos y hace una oración. “Son formas de encontrarme con Dios”, dice.

Y Luna y Paloma le han aprendido. Cuando rezan juntos en casa el Padrenuestro, la oración que identifica a su familia, las niñas los aprietan con fuerza.
El orgulloso papá confiesa que cuando apenas empezaban a hablar, ya tenían la costumbre de hacer esta oración en casa.

preguntas y respuestas

¿Hay algún lugar del mundo donde se haya sentido anónimo? ¿Dónde nadie le haya reconocido?
“Cada que llego a un país nuevo nadie me reconoce”.
Eva Rothschmitt, su asistente española de familia alemana, interrumpe y refuta de forma amable: “No importa a donde llegue, Rusia, Rumania o Marruecos. En todas partes lo conocen, lo quieren y cantan sus canciones”.

¿Con qué molesta en la gira?: el sonido, el hotel, la puntualidad... ¿Qué debe estar perfecto?
Lo único que realmente me importa para un concierto es el sonido, que salga perfecto. El resto me tiene sin cuidado.

¿Cómo se mantiene tan auténtico?
Jamás he pretendido ser algo que no soy. Lo que ves es lo que soy. Ahora que los años pasan voy entendiendo que el camino para ser universal parte de lo local. Esa es mi manera de reconocer lo que soy y de manifestarlo a través de mi música.

Dicen que tiene aspiraciones políticas ¿Es verdad? ¿Le gustaría ser alcalde de Medellín?
Me gustaría trabajar con la comunidad y para la comunidad. Soy, de alguna manera, un animal político.

¿Prestó servicio militar o le hubiera gustado?
No. ¡Siquiera! No tengo cultura guerrerista. Además, odio las armas.

¿Cuándo y por qué se hizo la promesa de no volver a cobrar por cantar en Medellín?
Estoy completamente conectado con mi ciudad. Es mi esencia, lo que me mueve y me nutre. Cantar aquí es una manera de dar gracias y entregar algo de lo que sé, de mi trabajo. Y si tengo algo claro es que gracias a esta ciudad soy lo que soy y hago mi música, buena o mala, qué se yo. Lo que sé es que mi música viene de esta ciudad.

¿Qué le da Medellín cada vez que vuelve?
Medellín me ha dado todo absolutamente. Lo que soy, lo que siento, lo que sueño. Mis miedos, dolores, alegrías, esperanzas. Es mi corazón, mi alma, mi música y mi voz. Me ha dado la alegría y el miedo, la vida y la muerte, la esperanza y la tristeza: sentimientos indispensables para llenarme de eso que soy hoy.

¿Va a rezar la novena y cantar villancicos?
Será un concierto de paz y familia. Con Cantoalegre vamos a rezar la novena, a cantar villancicos, a darle la bienvenida a la Navidad en grande como nos lo merecemos.

¿Qué fue lo que más le llegó del concierto de 2005 en San Juan?
Todo. Un concierto que marcó mi vida, mi historia. Tengo recuerdos que me mueven: la multitud, el lugar, esa magia, el ambiente, la causa, Octavio, Tr3s de Corazón, el centro de Medellín, la lluvia, la noche, la unión, las voces. Fuimos una sola voz, un solo sentido, algo inolvidable

¿En esa oportunidad grabó el video ‘Para tu amor’ y esta vez hará lo mismo?
Todavía no sé, no lo he pensado. Pero ya que lo dices, seguro algo haremos con las imágenes que grabemos, eso sí te lo aseguro.

¿Qué tema del cancionero colombiano le hubiera gustado componer?
Sin duda alguna, ‘El arriero’, de Octavio Mesa.

¿Cómo recibió la negativa de Bogotá de prestar el estadio para su concierto?
Con gran decepción pero no con tristeza. No es una derrota, al contrario, me muestra a un alcalde totalmente débil e incapaz de apostarle a la cultura. Un alcalde sin rumbo ni palabra.

¿Cuál es la visa que más veces le ha tocado pedir? ¿De cuántas libretas está compuesto su pasaporte?
Desafortunadamente como colombiano me toca pedir visa en la mayoría de los países. Mi pasaporte es un libro gordo. Como el de Petete.

¿Pronunciar Its time to change es el primer paso para cantar en inglés?
No, eso jamás pasará, es solo una manera de jugar con el lenguaje.

¿Cuándo viene a su casa qué prepara su  mamá?
¡Ellas que dan cariño con comida!. De todo. Desde la arepita, hasta la bandeja sin garra.

¿Cómo así que no le gustan los fríjoles con garra?
La bandeja paisa se come sin garra. El que se inventó ese cuento de la garra estaba borracho (risas).

¿Dónde tiene el laúd que compró en Marruecos? ¿Lo toca bien?
Aquí lo tengo, en la casa. Pues te cuento que en esas estoy. Mi meta para 2009 es tocar música guasca con el laúd. Que la logro la logro.

¿Por qué sacar reedición de un disco reciente como ‘La vida es un ratico’? ¿Es estrategia, el mercado lo pide, ayuda a la gira?
Es parte de la estrategia de las compañías, lo hacen todos.
Interrumpe Eva, su asistente, y aclara: “No es estrategia, es una manera de que los fans tengan la posibilidad de tener dos estilos de las mismas canciones, unas en estudio y otras en directo, en conciertos, en vivo”.

Termina el año y hacemos balances. ¿Si lo escribiera hoy, qué leeríamos si lo espiáramos?
Para mí fue un año lleno de aprendizaje, de lucha y aceptación. De reconocerme en muchos aspectos, con muchísimas bendiciones y regalos de la vida. Estoy muy satisfecho con este 2008 y creo que el que viene será mil veces mejor. Ojalá sea, descansando en mi casa en Medellín.

En la pasada entrega de los Grammy Latino 2008 ganó en las nominaciones: Grabación del Año para ‘Me Enamora’. Canción del Año para ‘Me Enamora’. Álbum del Año para ‘La vida... es un ratico’. Mejor Álbum vocal pop masculino para ‘La vida... es un ratico’. Mejor videoclip para ‘Me Enamora’.

Publicidad
Publicada por: Beatriz Arango S. / Colprensa – El Colombianao