2008-11-25 05:00:00

Temas urbanos

EMERGENCIA SOCIAL.- Este es un país de emergencias y salvadores; cuando llueve y cuando no llueve, cuando llega diciembre y hay mucha o no hay plata para comprar y comprar, cuando los bancos anuncian que van a quebrase y ahí el Estado deja de ser estorboso o cuando a los cacaos les parece que hay que declararla.

Comparta este artículo ›

Temas urbanos

Con el abuso terminará desgastándose el concepto para quedarnos con una expresión insulsa; ya sucedió con el estado de sitio, con las investigaciones exhaustivas, con la reparación a las victimas. ¿Será que esta vez el uso del Art. 215 de la C.N. servirá para reordenar el estado social del país, para no quedarse solo en unos decretos policivos?

Debería servir para controlar causas sociales que, dado el estado de pobreza y miseria generalizadas de la población, llevan al busque y al rebusque del éxito rápido para emular a quienes más tienen, por el camino corto ya trazado en Colombia durante los últimos 60 años mediante la secuencia histórica contrabando, corrupción privada y pública, narcotráfico, parapolítica y ahora pirámides.

Pero como olmos sin injertos no dan peras, cuando menos debería servir para meter en cintura a los celosos bancos, por abusadores comerciales prevalidos de ser sostén del régimen; sus balances de bimilmillonarias ganancias justifican también la emergencia social; denuncias abiertas los señalan de tiempo atrás por cobros desmedidos a los clientes: por administrar depósitos mientras los trabajan, por tarjetas, uso de cajeros ($3.500 los del banco, $6.000 en otros), por saldos en ventanilla, referencia bancaria, traslados, certificados, cheques y chequeras, extractos, consignación nacional, débito automático;  más los del gobierno alcabalero: retención, 4X/000, etc.

Ahora seguro tampoco pasará nada y la emergencia social será solo un decir que durará hasta el próximo escándalo. El señor Presidente aceptó la responsabilidad del gobierno en autorizar negocios de felicidad rápida, salpicado su hijo y el trasteo generoso de las firmas del Referendo reeleccionista.
Ahora dice mentiras prometiendo liquidar, para devolver dineros en un mes, cuando Arkaz, que también con todas las legalidades formales se quedó con ahorros de mis paisanos, lleva 8 años devolviendo puchos devaluados.

Y la incertidumbre de sí los dineros intervenidos estaban más seguros donde estaban o en manos de quienes los incautaron; el caso de los unos policías en Nariño aumenta la desconfianza. Además gobierno afortunado; encontró por el camino a quien echarle el muerto de lo que será otra amarga navidad y del decrecimiento económico. Sin embargo, para eso tampoco es la emergencia social.

Publicidad
Publicada por: Libardo León Guarín