2008-11-25 13:33:48

Francia y Alemania, criticadas por desviar ayuda exterior a sus universidades

Francia y Alemania desvían la mayor parte de su ayuda total a la educación en los países de ingresos bajos en beneficio de su propia enseñanza superior, según critica el VII Informe de Seguimiento de la Educación Mundial 2009, divulgado hoy por la UNESCO.

Comparta este artículo ›

Francia y Alemania, criticadas por desviar ayuda exterior a sus universidades

El documento lamenta, en concreto, "la práctica de algunos países donantes consistente en desviar los presupuestos de ayuda hacia la enseñanza superior", en sus propios territorios mientras que otros como Holanda y el Reino Unido asignan "más del 60%" de su ayuda a la educación a la enseñanza básica.

Según el informe, Alemania dedica a la educación de base "apenas el 7% de su ayuda total a la educación" en el exterior, que asciende a 1.400 millones de dólares (1.093 millones de euros), y Francia el 12 % de su ayuda total a la educación fuera de su territorio, que asciende a 1.900 millones de dólares (1.484 millones de euros).

Sumas que en 2006 les situaron "en el núcleo duro de donantes para la educación", junto con Holanda, el Reino Unido y la Asociación Internacional de Desarrollo (AID) del Banco Mundial, explica el VII Informe de Seguimiento de la Educación Para Todos (EPT), balance anual de la evolución de los objetivos fijados en Dakar, en 2000, por 164 países, para alcanzarla en 2015.

Sin embargo, Francia y Alemania dieron "más prioridad a la subvención de los estudios de extranjeros en sus universidades que a la ayuda a la educación básica en los países de ingresos bajos", resalta este informe publicado en París y presentado simultáneamente en Ginebra y Santiago de Chile.

Aún así Francia, que destinó en 2006 un total 9.944 millones de dólares (7.768 millones de euros) de Ayuda Oficial al Desarrollo (ODA), y Alemania, con 9.477 millones de dólares (7.403 millones de euros), ocupan respectivamente el tercer y cuarto puesto en la lista de donantes de ODA en 2006, según resume en anexos el informe.

Precisa, igualmente, que Francia dedicó el año siguiente, en 2007, un 0,39% de su Renta Nacional Bruta (RNB, frente al 0,47% de 2006) a la ODA y Alemania el 0,37% (una décima menos), mientras que EEUU destinó un 0,16% de su RNB y Japón 0,17%, dos países, estos últimos, a los que se "insta" a invertir en ayuda a la educación de base de los países más pobres "un porcentaje más alto de su renta nacional".

Los redactores del documento subrayan que "si los donantes toman en serio sus promesas de ayuda a la educación no pueden permitirse seguir dando resultados tan insuficientes durante más tiempo".

El VII informe, titulado "Superar la desigualdad: por qué es importante la gobernanza", subraya la necesidad de tomar medidas drásticas para evitar que el acceso a la educación dependa de "inaceptables desigualdades" como la renta, el sexo, la etnia o el lugar de residencia.

En el informe se alerta de que millones de niños están "condenados a vivir en la pobreza" por el fracaso de los gobiernos en la lucha contra las desigualdades en la educación, pese a que prometieron que las habrán superado de aquí a apenas siete años.

El documento subraya que el acceso a la educación depende aún de "inaceptables desigualdades" fundadas en la renta, el sexo, la etnia o el lugar de residencia, lo que en 2006 se traducía en 75 millones de niños -un 55% niñas- sin escolarizar y en 776 millones de adultos -dos tercios mujeres- analfabetos

Publicidad
Publicada por: EFE, París