2008-07-20 05:00:00

¬°Todos a marchar!

Los ojos del mundo est√°n puestos hoy sobre Colombia.

Comparta este artículo ‚Äļ

¬°Todos a marchar!

Y aunque prácticamente todos los ciudadanos del país son concientes de ello, no sobra recordar las razones por las cuales la gran marcha que tiene lugar en todas las ciudades contra el secuestro y por la paz, además de multitudinaria, debe ser avasalladora pero tranquila.

La fecha no podr√≠a ser m√°s acertada. Precisamente en el d√≠a en que los colombianos celebran su independencia de la tiran√≠a espa√Īola, casi dos siglos despu√©s se manifiestan contra otros opresores.

M√°s concretamente, contra organizaciones criminales rayanas en el terrorismo, que insisten en asesinar y secuestrar a todo aquel que trate de oponerse a sus pr√°cticas delincuenciales.

Prácticas delincuenciales que incluyen el narcotráfico y los plagios extorsivos, para supuestamente fundar una causa que hace décadas perdió cualquier asomo de lucha social o idealismo.

En otras palabras, del n√ļmero de ciudadanos que salgan hoy a marchar pac√≠ficamente, depende que los mensajes que se quieren enviar lleguen a sus receptores de manera fuerte y clara.

Uno de ellos es la comunidad internacional, de la cual algunas sociedades permanecen todav√≠a confundidas y creen a√ļn en las Farc como revolucionarios populares. Pero el destinatario principal son las Farc mismas, porque la manifestaci√≥n debe servir para demostrarles que el pa√≠s entero rechaza todas y cada una de sus pr√°cticas criminales, particularmente el secuestro, pero sobre todo para expresarles que 44 millones de colombianos est√°n hastiados de ellas, con sentimientos que bordean ya el odio y la repugnancia.

Por √ļltimo, como f√°cilmente puede esperarse, las Farc aprovechar√°n cualquier dificultad o inconveniente de la marcha para demeritarla e intentar as√≠ escapar de la responsabilidad que sobre ellas pesa por los cientos y tal vez miles de ciudadanos que de manera inhumana todav√≠a mantienen secuestrados.

Es por esa razón que la armonía y el orden deben primar mientras se les envía el mensaje.

Un mensaje que también va dirigido al ELN, organización que a pesar de todas sus promesas y palabrerías, insiste en utilizar el plagio para alcanzar sus oscuros fines. 

Publicidad
Publicada por: Redacción Editorial