2008-11-28 05:00:00

HAGASE OIR

La moral de Uribe es una se√Īora gordaEl Presidente m√°s medi√°tico en la historia de Colombia, que le apost√≥ al combate efectivo con los terroristas de las Farc; que est√° ganando la guerra, que nos ha legado un pa√≠s m√°s seguro, que ha tenido √©xitos contundentes en la confianza del capital extranjero;

Comparta este artículo ‚Äļ

HAGASE OIR

el Presidente que ha cambiado el estilo de hacer pol√≠tica, que no es el fascista que desdibuja la oposici√≥n pero tampoco el mes√≠as indispensable que recrean sus √°ulicos, ese mismo con la¬† franqueza y autoridad que desbarata huelgas, deslegitima opositores, estigmatiza enemigos, nombra embajadores de dudosa reputaci√≥n, defiende a sus pol√©micos ministros, se ha quedado sin autoridad moral. Nadie sabe d√≥nde se quedo regada la moral del Presidente, que tiene forma de se√Īora gorda y pobre que se endeud√≥ en un banco para depositar su esperanza en una pir√°mide. Nadie sabe ni se explica porqu√© Uribe ha sido incapaz de conciliar la moral con las acciones de su gobierno.

Aunque debo vaticinar que en vano ser√°n los augurios y las cuentas alegres de los opositores, pues el maltrecho Presidente es un pol√≠tico colosal que por cualquier cosa podr√° reinventarse y resurgir de sus cenizas, mientras su moral, esa se√Īora gorda de las que les hablaba, seguir√° haciendo cola, esta vez para que le devuelvan la plata.

Halinisky Sanchez M.

Comentario a las ¬ďprotestas¬Ē en la UIS

No podemos permitir que esto vuelva a pasar. La comunidad UIS toda al un√≠sono debe empezar a buscar las formas para que estos sucesos que atentan contra el bienestar general y el prop√≥sito social de la Universidad P√ļblica, no sucedan otra vez.

Esta clase de manifestaciones son anacr√≥nicas (ya no son eficaces en cuanto al logro de sus prop√≥sitos -el mensaje-) y por lo tanto son poco inteligentes. Manchan con su sombra a la universidad P√ļblica y justifican cualquier acci√≥n de autoridad del Estado. Son ellos un enemigo m√°s de la Universidad junto a las intenciones privatizadoras y los recortes presupuestales del Gobierno Central.

Yo demando a los estudiantes no ser indiferentes ante estos actos fascistas, no arrodillarse ante sus imposiciones injustas porque son contrarias a los derechos de educaci√≥n y libertad de expresi√≥n que significan el derecho a pensar diferente; ¬Ņo es que acaso son representativos de la comunidad universitaria? Yo demando a los estudiantes de conciencia cr√≠tica para buscar formas m√°s creativas, inteligentes y constructivas de manifestaci√≥n, una que no vulnere los procesos educativos, el prop√≥sito social de la universidad P√ļblica ni el bienestar de la misma. Pensemos los costos de reparaci√≥n de los da√Īos, cu√°ntas oportunidades menos de desarrollo quedan tanto para la UIS como para la sociedad (que es en ultimas la proveedora y usufructuaria de la Universidad).
 
Diego Fernando Meneses

Mal servicio en San Gil

Gracias a las expectativas de los turistas nacionales sobre el parque nacional Panachi, la belleza del Ca√Ī√≥n del Chicamocha y la pr√≥xima puesta en marcha del telef√©rico, seguramente vendr√°n muchos de todo el pa√≠s y porqu√© no, del extranjero.

¬ŅEstamos preparados para atenderlos y que se cumpla el dicho: Turista satisfecho trae m√°s turistas? No. En San Gil, epicentro adem√°s de los deportes de Canotaje, de las visitas a Barichara y al parque nacional de Virolin, Charal√° y otros, es una pena el servicio de restaurantes con sus platos t√≠picos santandereanos.

El servicio de menaje o sea los platos, cubiertos, etc., es p√©simo. El servicio de ba√Īos deja qu√© desear. En el malec√≥n no hay ba√Īos p√ļblicos. En el parque principal no se poda el jard√≠n, en fin. Se√Īor alcalde de San Gil, p√≥ngase las pilas con las asesor√≠as a estas actividades comerciales y no desperdiciemos esta oportunidad de oro que se presenta con el turismo que beneficiar√° sin duda a su pueblo.
 
N√©stor Mu√Īoz


Dinero f√°cil

Lo ocurrido recientemente con el fen√≥meno de las pir√°mides, es un s√≠ntoma de que en Colombia existe la cultura del menor esfuerzo y la creencia de que es posible vivir sin trabajar.¬† Es desafortunado que muchas personas hayan visto frustradas sus esperanzas y comprometido el futuro de sus familias en una inversi√≥n riesgosa que ofrec√≠a obtener grandes dividendos en corto tiempo, pero lo es a√ļn m√°s el hecho de que esta forma de estafa haya permeado todas las esferas de la sociedad, incluso la clase dirigente. ¬†

No se puede esperar desarrollo en una sociedad en la que persiste la cultura mafiosa, ya que los pilares sobre los que  ésta se funda son los valores éticos y morales de las personas que la conforman. Un ejemplo de esto fueron los colonos ingleses que en el siglo XVII llegaron a Estados Unidos; para los puritanos el trabajo era una forma de servir a Dios y la austeridad en su forma de vida fue lo que finalmente sustentó el desarrollo que actualmente hacen del país del norte la primera potencia económica y militar del mundo.

Colombia es una sociedad que está moralmente enferma y que por lo tanto requiere un tratamiento que no es el que está haciendo el gobierno, el cual quiere apagar el incendio apelando a medidas de excepción que le permiten formular Decretos para tratar de superar la contingencia. Es necesario repensar la sociedad en que vivimos y apelar a la educación, no entendida ésta solamente desde lo institucional, sino también desde la familia y otros espacios como medio que a largo plazo  formará a ciudadanos moralmente aptos para conformar la sociedad que anhelamos.

William Sarmiento Gómez

Publicidad
Publicada por: HAGASE OIR