2008-11-28 05:00:00

Estructura de la Parroquia San Laureano “no peligra”

Aunque la caída de un paredón de la Parroquia San Laureano, ocurrida el miércoles pasado en el sector de la calle 37 con carrera 12, fue considerada como un ‘campanazo de alerta’, los expertos en el tema coincidieron ayer en que la estructura no corre riesgo de un desplome total; al menos no por ahora.

Comparta este artículo ›

Estructura de la Parroquia San Laureano “no peligra”

El concepto técnico fue avalado por (*)Jaime Higuera, arquitecto especializado en construcciones de tierra, quien se encargó de revisar de forma detallada la edificación.

Según dijo, “el derrumbe obedeció a un problema de humedad artificial, producida por un bajante que fue cargando de agua el muro tapiado, entre otras cosas, por las lluvias que han azotado a la ciudad durante los últimos días”.

Dijo que este tipo de desplomes son “relativamente normales en edificaciones construidas en tierra cruda, tal como le ocurre a la legendaria Parroquia de San Laureano”.

El experto descartó de entrada que la caída hubiese obedecido a un movimiento telúrio o incluso a un daño grave en la edificación. “Las bases, los cimientos e incluso la cúpula de la Iglesia están en buenas condiciones”.

De todas formas el arquitecto precisó que el colapso del miércoles “debe servirnos de experiencia para evitar que en un futuro cercano pueda ocurrir algo similar”.

Recordó que tratándose de un sitio como una parroquia, que congregan tanto público, las normas de calidad y prevención obligan a las autoridades a hacerles a las edificaciones el debido mantenimiento”.

Incluso recordó la norma de construcciones que obliga al Gobierno a hacer el estudio de reforzamiento estructural de cada uno de los escenarios que congreguen público, como es el caso de la Parroquia San Laureano.

Publicidad
Publicada por: eardila@vanguardia.comEuclides Ardila Rueda