2008-12-01 05:00:00

Empieza puja por aumento salarial

Se acerca la época de fin de año y con ella la discusión por el aumento del salario mínimo para 2009, debate que se tornará muy complejo entre las partes por la diferencia enorme que existe entre gobierno y sindicalistas: de más de 10 puntos porcentuales.

Comparta este artículo ›

Empieza puja por aumento salarial

En el último encuentro, los trabajadores se lanzaron al ruedo pidiendo un aumento del 15% por ciento, que se traduciría en una cifra cercana a los $530.725 de concretarse esa opción.

El Estado, por su parte, hizo una propuesta menos agradable para los trabajadores. El Banco de la República propuso empezar la discusión bajo la premisa del 5%, es decir optando por una remuneración mínima total de $484.575.

Será una negociación salarial compleja, debido a que los empresarios estarán reclamando aliviar sus costos en 2009, mientras que los sindicatos alegarán que perdieron su capacidad adquisitiva más allá de lo esperado, por cuenta de la disparada de la inflación.

Ante las propuestas conocidas y las posibles salidas a la discusión el presidente ejecutivo de Analdex, Ronalld Bakalard, dijo que existen dos temas trascendentales para tratar: la inflación y el empleo.

“El Banco de la República tiene como meta preocuparse por la inflación, mientras que nosotros los empresarios tenemos que preocuparnos por la inflación y el desempleo”, aseguró.

Expresó que la meta de inflación propuesta por el Banco Central, entre 4,5% y 5,5%, hace prever que “difícilmente se puedan aumentar los salarios por encima de eso, porque se podría descuadrar la meta que se pretende alcanzar para 2009”.

Anif, por su parte, pronosticó un incrementó entre 7,5% y 8%. Según la entidad, lo peor que podría ocurrir es que el ajuste desborde ese límite, pues entonces ambas partes estarán perdiendo: “Los empresarios disminuirán su competitividad internacional y los trabajadores enfrentarán tasas de desempleo superiores al actual 11%”, concluye Anif.

LA POLÉMICA DE CARRASQUILLA

El ex ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla planteó una tesis que chocó sobremanera con el pensamiento de muchos de los colombianos.

Mientras los sindicatos de trabajadores reclaman un 15 por ciento de aumento en el salario mínimo mensual, Carrasquilla dijo que, por el contrario, hay que hacer una reducción que estimule la generación de más empleos formales.

“El salario mínimo es muy alto y, aunque suene políticamente incorrecto, me atrevo a decir que es necesario bajarlo”, puntualizó.

Publicidad
Publicada por: Colprensa, Bogotá