2008-12-03 05:00:00

Ya es hora

Que el señor Alcalde nombre director(a) en la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, por las inmensas dificultades en la movilidad del tráfico, no solo por lo que representan las obras que se adelantan, sino por ser palpable la falta de autoridad que la regule.

Comparta este artículo ›

Ya es hora

Por menos, el señor Alcalde de Bogotá, ante los reclamos que se presentaban por la falta de reparación en los semáforos cambió a su Director. Aquí no es la falla de éstos, es el mal uso que se da de ellos.

Es verdaderamente desesperante la manera como los buses taxis y los mismos particulares generan un sinnúmero de trancones; puede uno esperar tres o cuatro cambios en los semáforos para poder atravesar la 33 o la 27, esperando que estos señores se salgan del cruce, porque sin ningún empacho se paran en ellos: por el trancón o para recoger pasajeros en plena media vía. No hay derecho señor Alcalde, que en estas actividades donde no se puede tener la excusa presupuestal, sea la falta de autoridad la que impere.

Aquí también le cabe la culpa a los empresarios, por no crear la cultura del respeto al derecho ajeno, a sus trabajadores, y esto se debe medir cuando se trate de adjudicar rutas o de aprobar todas esas pruebas que hace el Icontec para darles la calidad de gestión.

No se puede tratar de vender la ciudad, trayendo a una serie de personajes para hablarles de negocios, cuando se tiene una urbe que va rumbo al caos, no solo por no saber usar sus vías para encontrar una sana movilidad, sino porque carecemos de ellas. Yo me pregunto: ¿a qué nos vamos a someter con la excesiva densificación que se está construyendo de determinados sectores? Basta mirar hacia las laderas orientales para ver la montaña de edificios que están apareciendo, sin ninguna proyección para ampliar la malla vial. ¿Hasta cuándo seguirá este crecimiento descontrolado sin planeación alguna?

Y si las proyecciones del crecimiento del transporte en motos, que dice que en un par de años el número de ellas excederá al de los carros se cumple, ¿qué va a pasar? Me parece que ya es hora de poner el pico y placa a las motos, ya que no hay poder humano de meter en cintura a estos señores. Seguramente que los índices de mortalidad en ellos aumentará, hoy tenemos casi un muerto diario, no solo por la velocidad a la que circulan, sino por la manera como se cruzan por todas partes.

Me imagino que ante tantos estropicios que se ven, es bueno que sin pensar en la política se provea el cargo de Director de Tránsito, porque parece no existir. De paso, es mejor pensar en la experiencia, porque de pronto un “suma cum lauden” puede carecer de ella. Recordemos señor Alcalde, que quien le dice la verdad es el que verdaderamente lo aprecia.

Publicidad
Publicada por: Luis Ernesto Ruiz Cardoso