2008-12-05 05:00:00

Ordenan al Municipio traslado inmediato de planta de sacrificio

Tras una Acción Popular interpuesta en  2004, el Juzgado Único Administrativo de San Gil ordenó mediante sentencia proferida el pasado 26 de noviembre, el cierre inmediato de la planta de sacrificio del municipio.

Comparta este artículo ›

Ordenan al Municipio traslado inmediato de planta de sacrificio

Para ello, en la sentencia se ordena al Municipio, por intermedio de su Alcalde, gestionar soluciones legales para el suministro de los bienes que produce hacia la comunidad dicho matadero.

En palabras del Juez Luis Eduardo Montero, la motivación de la decisión se basa en que por más de 12 años, la Corporación Autónoma Regional de Santander, Cas, ha solicitado en todos los tonos al Municipio y a los alcaldes de turno, resolver el problema de contaminación generado por la operación de la planta de sacrificio, buscando la manera de trasladarlo a un sitio en donde las emanaciones de su actividad no perjudiquen a la comunidad.

De hecho en el expediente reposan pruebas de múltiples visitas que corroboran el daño causado al medio ambiente y, particularmente al río Fonce, “que no es propiedad exclusiva de los sangileños, sino de todos los seres que se sirven de su recorrido, para que sin ningún pudor le viertan desperdicios orgánicos, tripas, cebos, colgajos, cuero y sangre, que no merece recibir la comunidad que vive más abajo de esos vertimientos”.

En ese orden de ideas, aclara el fallo, “es posible que se juzgue al juez, empoderado de un romanticismo escueto… pero el largo delta del río puede generar para la comunidad mayores beneficios si se le quita ese factor contaminante…”

En consecuencia y habida cuenta que a lo largo de 12 años no ha habido “voluntad para deshacer este entuerto”, el juzgado ordenó el cierre inmediato del matadero.

Publicidad
Publicada por: saguilera@vanguardia.comSANDRA AGUILERA B.