2008-12-05 05:00:00

Imágenes de 7 famosos se esculpirán en el Cañón del Chicamocha

Un megaproyecto que pretende la integración latinoamericana en torno a su historia independentista y fomentar el turismo nacional e internacional en Santander, fue lanzado en Bogotá por la Fundación Monumento a Latinoamérica Cañón del Chicamocha, que preside el escultor, pintor y muralista Jaime Guevara.

Comparta este artículo ›

Imágenes de 7 famosos se esculpirán en el Cañón del Chicamocha

La idea es plasmar sobre la Meseta de Géridas, a 1.200 metros sobre el nivel del río Chicamocha, siete esculturas de próceres de América Latina, con el nombre de “Grito de Libertad”.

“Queremos hacer unas esculturas de 70 metros de alto de cabeza y otros 60 de torso, esculpidos en la montaña y que nos brinde la posibilidad de hacer en América Latina el primer símbolo de la historia libertaria y unir con este cordón cultural a toda América Latina”, dijo el maestro Guevara.

Los nombres definitivos no se tienen aún, pero entre los nominados a dejar su huella en las impresionantes montañas santandereanas están: por México el cacique Montezuma y Emiliano Zapata; por Perú, Tupac Amarú; por Colombia, el cacique Guanentá, el prócer santandereano José Antonio Galán y Antonia Santos; por Argentina, José de San Martín; por Venezuela el Libertador Simón Bolívar; por Cuba José Martí y por Haití Alejandro Peiton.

La obra tendría un costo de 42 millones de dólares, pero se espera financiar gran parte de ese presupuesto por medio del sistema de trueque.

“No es sólo dinero, muchos pueden colaborar con mano de obra, dotación para quienes trabajemos en la montaña, con materiales o aportando los estudios geológicos para la obra; y estoy seguro que así sacaremos el proyecto adelante”, agregó el artista.

El maestro Guevara hizo un llamado a la empresa santandereana y al gobierno local para que se unan a esta causa. “Es una obra quijotesca que podemos realizar con el aporte serio y decidido de todos”, explicó.

Dijo además que algunos países de América Latina, por medio de sus embajadas en Colombia, han mostrado interés en el proyecto, que estaría listo en unos 10 años.

Charalá, la sede

El proyecto tiene como sede de operaciones el municipio de Charalá, desde donde se coordinarán todas las labores de las esculturas. Allí funciona la Fundación Monumento a Latinoamérica.

El alcalde de la población, Ángel Cruz, aseguró que ese municipio asume el reto de manera “orgullosa”.

“Esta iniciativa también permitirá incrementar el turismo y generar identidad cultural para con nuestros ancestros”, dijo.

Agregó que el monumento tendrá, además de las esculturas, senderos peatonales, teatro, concha acústica, centro de alimentación, tiendas, centro de primeros auxilios, redes de servicios públicos, miradores del Gran Cañón, iglesia, parqueaderos, oficinas administrativas, puestos de control ambiental, turísticos, entre otros.

Publicidad
Publicada por: Lorena muñoz marrugo / Bogotá