2008-12-09 05:00:00

El referendo por el agua

Está en el Congreso de la República un proyecto de ley por el cual se convoca a un referendo para consagrar el derecho al agua potable como fundamental y otras normas concordantes. Por ser un tema importante expreso ciertas reflexiones sobre algunos de los puntos más relevantes de esta iniciativa.

Comparta este artículo ›

El referendo por el agua

*Los ecosistemas esenciales para el ciclo del agua deben gozar de especial protección por parte del Estado.

Es muy importante el propósito de elevar a rango constitucional y a política de Estado la protección y conservación de los ecosistemas estratégicos de páramos y bosques. Son las fábricas de agua. Su degradación y destrucción sistemática y continua son evidentes y se traducen en inundaciones y tragedias ambientales en el invierno y en aguda escasez de agua en verano.

*Mínimo vital gratuito para toda la población.

Indudablemente el Estado Colombiano debe proteger y garantizar el “derecho al agua” a toda la población y asegurar un mínimo vital gratuito a los sectores de menores ingresos. El actual sistema de solidaridad subsidia a los estratos más débiles así: el estrato 1 es subsidiado en su consumo básico en un 70%, el estrato 2 hasta el 40% y el estrato 3 en el 15%. Los estratos altos, el sector industrial y el comercial contribuyen a subsidiar a estos sectores con un porcentaje del 50% sobre sus facturas. Eso genera equidad social y distribución del ingreso. El mínimo vital gratuito se justifica para los pobres.

Para toda la población tendría un costo de 1.3 billones de pesos que se traduciría en menores recursos para otros sectores como salud, educación o en agudizar los problemas fiscales del país.

*El servicio de acueducto y alcantarillado será prestado en forma directa e indelegable por el Estado o por comunidades organizadas sin ánimo de lucro.

El modelo empresarial actual en la prestación del servicio de agua y alcantarillado muestra grandes avances en calidad y cobertura en las grandes ciudades. Acabarlo es un contrasentido y se ponen en peligro los proyectos para el resto de la población y también para el tratamiento de las aguas residuales que demandan recursos cercanos a los 26 billones de pesos.

Publicidad
Publicada por: Gustavo Galvis Hernández