2008-12-10 05:00:00

20 años de cárcel sería la pena máxima para captadores ilegales de dinero

Veinte años de cárcel y no los doce que propone el Gobierno, sería la máxima pena para sancionar a quienes promuevan las llamadas ‘pirámides’ o cualquier actividad de captación ilegal de dinero en efectivo.

Comparta este artículo ›

20 años de cárcel sería la pena máxima para captadores ilegales de dinero

Esa es la principal modificación que hizo el senador Juan Fernando Cristo (P. Liberal) al proyecto de ley radicado por los ministros del Interior y de Hacienda y que establece, como mínimo, 10 años de cárcel para el delito de captación ilegal de dinero, lo cual lo constituye en excarcelable.

Cristo, coordinador de ponentes de este proyecto, señaló que la iniciativa debe entregar herramientas efectivas a las autoridades para sancionar este tipo de conductas, y las penas contempladas pueden cumplir el propósito.

También señaló que esta norma “no servirá al país” para solucionar “los problemas del pasado” y la actual crisis social que generó, precisamente, el derrumbe de varias pirámides, pero sí puede ser eficaz para prevenir futuros problemas “al permitir que el peso de la ley sea aplicado de manera severa a los responsables directos de estas conductas”.

La discusión del primer debate de esta iniciativa estaba prevista para ayer martes, sin embargo, la Comisión Primera del Senado decidió posponer la discusión para hoy miércoles, debido a la no presencia de los ministros Fabio Valencia Cossio y Óscar Iván Zuluaga, autores de la iniciativa.

La presencia de los dos funcionarios fue solicitada por el senador Héctor Helí Rojas, con el propósito de aclarar si “no se cruza” con dos decretos con fuerza de ley, expedidos por el Gobierno en el estado de emergencia social, y que contemplan similares sanciones para castigar estos delitos.

LISTA
Propósitos del proyecto ‘pirámides’:

•Busca elevar las penas para quienes omitan los reportes sobre transacciones, movilización o almacenamiento de grandes sumas de dinero en efectivo.
•Las penas para sancionar a los captadores ilegales de dinero en efectivo serán, si así lo aprueba el Congreso, de tres años como mínimo, y diez años y medio como máxima sanción.
•En este caso, el Gobierno proponía un mínimo de dos años y medio y una máxima pena de nueve años.

Publicidad
Publicada por: Colprensa, Bogotá