2008-12-13 05:00:00

¿Después del invierno qué?

Después de pasadas casi dos semanas en las que más de mil familias del Puerto Petrolero abandonaron sus hogares debido a la fuerte ola invernal y se vieron obligadas a trasladarse a los 11 albergues en el municipio, todavía hay un gran número de ellas que permanecen a la espera de que el río les devuelva sus hogares.

Comparta este artículo ›

¿Después del invierno qué?

En un recorrido hecho por Vanguardia Liberal, pudimos constatar la difícil situación en la que sin ningún amparo, sólo el de la caridad, quedaron varias familias.

En general, la gran mayoría de los afectados agradecen la solidaridad con la que los ciudadanos y organizaciones les han hecho llegar las ayudas, a pesar de ello todavía guardan una gran preocupación por su futuro. Según el secretario de Medio Ambiente y presidente del Clopad, Isaac Cortés, “les estamos pidiendo a los damnificados de la zona urbana que retornen, si es posible, a su hogares, ya que algunas ayudas que va a entregar la Cruz Roja se entregarán directamente a cada familia.

Se iniciarán las entregas por barrios; ya se adelantó el jueves en el barrio Las Playas y estamos cuadrando en el barrio Arenal.

A damnificados de las veredas se les dará más tiempo”.

De igual forma señala que, “hay un déficit bastante serio de subsidios de vivienda en todo el país, ya que fueron 23 los departamentos afectados por la ola invernal; entonces, es una situación bastante crítica la que hay que empezar a gestionar con el Gobierno Nacional”.  

Escuela Lara Prada

Cerca de 30 familias, que en su mayoría provienen de la vereda la Candelaria en el corregimiento de Ciénaga del Opón y los barrios Arenal, La Victoria y El Dorado permanecen en las instalaciones de la escuela, cuya piscina infantil se ha convertido en el galpón para las gallinas, lo único que pudieron rescatar.
 
“Perdí tres cabezas y media de maíz, cultivos de guayaba, plátano y cacao”, afirma Rigoberto Torres, quien gracias sus amigos cercanos ha logrado alimentar unas cuantas familias con algunos pescados que le han regalado.

“Pero hoy ya no tenemos qué comer, ni prendimos la olla ni nada, porque no tenemos nada, hace como seis días que no recibimos ninguna ayuda, dizque porque ya nos íbamos, pero ¿para dónde?”.

Escuela La Victoria

El número de familias afectadas, que ascendió a 33, ya se redujo a 16. “Los que quedamos son los que realmente, el agua todavía no nos deja retornar al hogar o los que realmente no tienen para dónde ir”, asegura Eduardo Palomino, afectado. Según se ha registrado, el invierno les ha traído perjuicios a la salud, sobretodo para los niños quienes padecieron de diarrea, vómito y fiebre, aunque aseguran que la brigada de salud llegó en el momento adecuado, para evitar cualquier enfermedad grave.

Escuela LA LIBERTAD

El número de familias afectadas ha descendido notoriamente, ya que de 90 que se encontraban en el albergue de barrios como Coviba, Santa Isabel y Campo Hermoso, ya tan sólo quedan 12.

Una de las mayores peticiones de los habitantes a la administración es que se realice un estricto censo para el Sisbén, “necesitamos los subsidios y hay familias que a pesar de que vivimos en Coviba, somos igual de pobres a las que viven en el Arenal”, asegura Marisella Morales. De igual forma reclaman la inasistencia de la brigada de salud, que según ellos, nunca llegó. “Mi hijo que tenía vómito y diarrea se recuperó a la fuerza”.

 

 

Publicidad
Publicada por: dleon@vanguardia.comDIANA C. LEÓN