2008-12-14 05:00:00

“Tengo el misterio de los gatos”

Desde que fue elegida Señorita Colombia, Michelle Rouillard Estrada no ha tenido un solo día de descanso.

Comparta este artículo ›

“Tengo el misterio de los gatos”

Y entre ese apretado itinerario, también hubo espacio para Bucaramanga.

Por eso tomó sus dos maletas, con las que viaja a cada rincón del país, se subió al avión rumbo a la Ciudad Bonita, mientras terminaba de leer el libro Brida, de Pablo Coehlo.

Aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Palonegro y visitó la Alcaldía, el Club Kiwanis y la joyería André Laurent, para recibir las llaves de la ciudad, desfilar por una noble causa y obtener de manos de Jorge Azuero, el anillo real.

Vanguardia Liberal habló con la nueva soberana de la belleza de los colombianos sobre su papel como reina y su vida personal.

Pero también, sobre sus tradiciones navideñas y lo que quiere que le regalen este año.

preguntas y respuestas

Un poco de Michelle
¿Tiene algún apodo?
Sí, me dicen michi; mi hermana me dice Mimi.

¿El libro que no volvería a leer?
No sé, pienso que si no me gusta un libro nunca lo termino, pero en este momento no recuerdo un título. Me gusta leer, hay libros que me leería cincuenta mil veces. Hoy terminé un libro fascinante, Brida, de Pablo Coehlo. Pero terminé con el corazón acongojado porque no quería que terminara así.

¿La película que la hace llorar?
Muchas, definitivamente, pero en este momento no recuerdo una especial.

¿A quién no le daría el teléfono?
En estos momentos no le doy el teléfono a muchas personas porque no pararía de sonar y no tengo tiempo.

¿Cómo se defiende Michelle en la cocina?
Me encanta cocinar, cuando me fui a Canadá no sabía ni hervir agua. Pero por la necesidad y por estar aburrida de comer alimentos congelados, aprendí. Me gusta cocinar, soy una excelente cocinera. Cuando tenía el tiempo cocinaba los domingos para toda la familia, organizaba la mesa con temas diferentes, con flores, música. Puedo preparar pescados, carne, pollo.

¿Qué es lo que más le cuesta trabajo a Michelle?
Todo es cuestión de costumbre, lo difícil es acostumbrarse. Cuando empiezas a hacer dieta te antojas de lo que quieras, pero debes acostumbrar el cuerpo. Ir al gimnasio, madrugar, es difícil al comienzo, hasta que te acostumbras.

¿Qué hace un domingo o día de descanso la Señorita Colombia?
Cuando puedo descansar me acuesto a dormir y no hay nada que me levante. Comer, dormir y ver televisión, eso hago.

Michelle recibió el anillo real

Con rubíes y brillantes, una cruz en el centro sostenida por dos leones alados y acompañado de un prendedor en forma de cetro, elaborado también en piedras preciosas, la nueva Señorita Colombia, Michelle Rouillard, recibió el anillo real.
Con Michelle, suman 21 reinas en la lista de mujeres hermosas que han recibido esta joya preciosa de mano de Jorge Azuero y Sheyla Assaf. Su país

Su país

¿Qué le pondría a Colombia de Canadá y qué le pondría de Canadá a Colombia?
Estos dos países han llenado por completo a Michelle. Pero al preguntársele que le pondría a cada uno del otro, responde con sinceridad. Michelle se llevaría en una gran maleta la alegría de la gente colombiana, la unión familiar.
“La unión familiar, las relaciones sociales van perdiendo la importancia y toma interés el trabajo, eso pasa en un país desarrollado. Por eso, yo les llevaría ese sentimiento humano y las relaciones interpersonales de Colombia”.
Y de Canadá traería la mezcla, las mentes abiertas de las personas.

En su papel de reina

¿Qué le ha cambiado por completo después de ser elegida Señorita Colombia?
“Todo. Fue olvídate de la vida de joven normal, no tienes tiempo para ti, para tus amigos, para hacer tus cosas, ya no existe eso”.
Dejar ese papel de joven común por completo y dedicarse al rol de reina es una realidad. Por eso no contesta el celular porque es poco el tiempo que le queda cuando de viajar se trata.

Como parte de su rol ha aprendido a plancharse el cabello y a maquillarse sola. Pero siempre batiendo record en tiempo porque son pocos los minutos y largas las horas de trabajo.

La navidad

Michelle recuerda que de pequeña siempre viajaban los cuatro integrantes de su familia a cualquier ciudad del país o incluso fuera de Colombia.
Pero tiene claro en sus recuerdos las tradiciones de la novena de aguinaldos.

Fue precisamente esas tradiciones las que más extrañó en Montreal.  Por eso implementó una nueva tradición con sus amigos, que en ese momento se convertían en su familia. Escribir en una lista las cosas positivas y en otra las cosas negativas, quemar las negativas y sembrar las positivas y regarles agua.

 

 

Publicidad
Publicada por: pbernal@vanguardia.comPAOLA BERNAL LEÓN