2008-12-15 10:46:27

El barrio que se niega a ser ‘devorado’ por el comercio

Aunque el comercio, las nuevas edificaciones y las ampliaciones de sus vías le han ‘ganado bastante terreno’, el tradicional Antiguo Campestre conserva su ‘rótulo’ de barrio. Y sigue ‘campante’ en el mismo sitio en donde se construyó: al costado occidental de la carrera 33.

Comparta este artículo ›

El barrio que se niega a ser ‘devorado’ por el comercio

En medio de tantos negocios, conserva el 60% su zona residencial. Incluso muchos de sus fundadores viven en sus gigantescas casonas. Es más, estos predios aún son los más exclusivos de la zona.

Hay que confesar, eso sí, que la tranquilidad del ayer en la actualidad se ve amenazada de una manera considerable. De hecho, se registra un alto grado de inseguridad y, al tiempo, la contaminación auditiva logra sacar de quicio a más de uno.

Además, en el Antiguo Campestre son frecuentes las invasiones del espacio público, pues allí no se dispone de áreas de estacionamiento. Lo anterior sin contar que las nuevas áreas comerciales, de manera literal, están utilizando los andenes del barrio como improvisadas vitrinas de sus locales.

Vanguardia Liberal, en sus tradicionales recorridos comunitarios, lo invita a conocer más de cerca el pasado y el presente del Antiguo Campestre. Veamos:

el ayer

Hablar del Antiguo Campestre es contar la historia de la cuadra de la calle 54, entre carreras 31 y 32. En esa zona se concentraron los 44 años de un barrio que se niega a perder su pasado, pese a las moles de cemento que se levantaron a su alrededor.

Esta cuadra fue formándose como un rompecabezas. En 1964 la vía era rodeada por grandes lotes, en donde los golfistas de las familias más prestantes dejaban en el césped las grandes jugadas del hoyo Nº 18.

El barrio se conformó con 32 predios que, según las estadísticas del arquitecto y líder cívico, Gilberto Camargo, han tenido 70 familias vecinas en estos 44 años.

El barrio fue construido por Urbanas y sus casas las vendió Robledo Hermanos.

Entre otras, las primeras unidades habitacionales pertenecieron a la familia Duarte Alemán y al mandatario seccional de la época, Francisco José Calderón.
La gente recuerda a muchos de sus vecinos, pero ninguno como a Timoteo, el celador del Club Unión, quien asustaba a los niños de la cuadra.

Los automóviles más notorios recorrieron las calles del barrio. Mencionemos algunos: El Ford 28, del Doctor Calderón; El Rojo 47, de Don Ricardo Ruiz; la Pick Up de los Bernal, en fin...

Don Gillberto también menciona los negocios más famosos de la época como la pista de carros teledirigidos, la tienda Maricely de los Borja, los Huevos de los Ruiz, Vejigo con la venta de raspados y el Magará, en donde un ex gobernador en 1967 fió un ‘perro caliente’ y hoy todavía es parte de la cartera morosa de dicho negocio.

Hoy el Antiguo Campestre es víctima de los nuevos planes de desarrollo de la zona de Cabecera del Llano.
Estos 44 años de historia son una mezcla de nostalgia y curiosidad por la forma como pasó el tiempo y casi sin darnos cuenta.

ficha del sector

Ubicación: Se encuentra desde la calle 49 hasta la calle 56, entre las carreras 29 y 33.
Número de viviendas: Alrededor de 500 casas. También cuenta con varios edificios como Torre de las Palmas, Murano, Daksa y San Carlo, entre otros.
Población: Cerca de 4.500 personas, según el último censo.
Comuna a la que pertenece: La Número 12, (Cabecera del Llano).
Urbanizaciones vecinas: Sotomayor, Conucos y Cabecera.
Estratos: 5 y 6.
Índice de desempleo: 9.3%

¿A qué se dedican los allí residentes?:
Son profesionales, universitarios y dueños de empresas. También vive un buen número de pensionados.
Fecha de fundación: 1964.

Primeros pobladores: Los Peralta, los Remolina, los Páez Rey, los Durán, los Prada, los Blanco Alviar, los Mantilla, los Mcormick, los Forero, los Nieto y los Gamboa. También aparecen en esta lista de primeros residentes las siguientes personas: Rosa Istmenia Prada; Evelia y Teresa López; María Clemencia Castillo y su padre Don Gilberto; Eufemia de González; Claudia Rodríguez; ‘Betico’ y Talos Valdivieso; Gustavo Duarte Alemán; Hernando Arciniegas; Javier Bernal; Chucho Bernal; Matilde Ruiz; la ‘Negra’ Emilia; Elvia Castillo; Merceditas Parra; Beatriz Castillo de Gutiérrez; Alberto Borrás; Susana Camargo y Álvaro Jácome, entre otros.

Templos: Los fieles católicos acuden a la iglesia del Divino Niño y a la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, más conocida como ‘San Pedro’. También está la Iglesia Cristiana Central.

Algunas áreas comerciales: Sandesol, Funeraria Los Olivos, Magará, Exxodent, Coomultrasan, Micromercado Veracruz, Klamary Accesorios, Al Carbón, Nex.com, Dental Class y Profesional Data Limitada.
Ruta de autobús: Su cercanía a avenidas como la calle 56 y la carrera 33, convierten al barrio en un área privilegiada en materia de cobertura de transporte urbano.

Se recuerda que, durante mucho tiempo, el trayecto de ‘Soto la Joya’ fue el que más servicio le prestó a la comunidad.
Puestos asistenciales: Quedan cerca las clínicas Bucaramanga, Metropolitana y ‘Sonreír’; la Sociedad Cardiovascular de Santander y Coasmedas.
Áreas educativas: Está próximo a los colegios La Merced y La Presentación.
Centro de vigilancia: El barrio es custodiado por el Comando de Atención Inmediata, CAI, habilitado en inmediaciones del Club Unión.
Dirigentes populares: Gilberto Camargo, Edmundo Gavassa, Mariela Carvajal y Olga Lucía Sepúlveda.

LISTA
‘Top 5’ de lo negativo

1 Es evidente el deterioro de las aceras y de los andenes del barrio.
2 La congestión vehicular ha aumentado durante los últimos años.
3 Son frecuentes las invasiones del espacio público en casi todas las cuadras.
4 Se presentan grandes deficiencias con el alumbrado público.
5 Inseguridad: Los robos de apartamentos están ‘a la orden del día’.

LISTA
‘Top 5’ de lo positivo

1 El Parque ‘San José María Escriva’ es un acogedor lugar del sector.
2 Las edificaciones del Antiguo Campestre evidencian una moderna arquitectura.
3 Queda próximo a importantes zonas de Bucaramanga; es muy céntrico.
4 Muchas casas conservan bellos jardines.
5 Es una zona exclusiva de la ciudad. Es más, allí funciona un reconocido club.

 

 

Publicidad
Publicada por: eardila@vanguardia.comEuclides Ardila Rueda