2008-12-24 05:00:00

Qué vergüenza

La que estamos pasando con nuestro aeropuerto Palo Negro. Sí, se hizo una gran inversión para tratar de mejorarlo, pero se les olvidó que existen cosas fundamentales, como: poder contar con el servicio de agua para sus instalaciones; segundo, contar con unos servicios sanitarios impecables ya que basta visitarlo, para encontrarse con la penosa realidad.

Comparta este artículo ›

Qué vergüenza

Los que están al servicio externo, esto es fuera de las salas de abordaje, son deplorables, hay que tener el cuidado de hacer las necesidades antes de llegar preferiblemente a campo traviesa, si es muy urgente; las pobres damas pasan mejor si se protegen con las puertas del vehículo abiertas, ahora si tiene daño del estómago, líbrame Dios, habrá que entrar con máscara para no respirar los malos olores de los que ya pasaron por ahí.

Si es un pasajero que ya está en la sala de espera internacional, se encuentra con que solo funciona el de la muñequita en la puerta; los caballeros deben rogar a Dios que la dama que por casualidad está sufriendo los malos olores en su baño, salga para que la funcionaria de la aerovía vea por debajo de las puertas si está libre, para que el apurado no comparta las sonoridades ni los aromas del momento.

Pero, si está en la sala de embarque nacional, el necesitado estará más fregado, porque no hay, están en reparación, y por lo que a mí me consta, lo están desde hace varias semanas; como si eso guardara espera. El afanado tendrá que salir a la carrera al segundo piso, a sufrir las dificultades de sus imperiosas necesidades, que no alcanzarán a esperar el ambiente sano pero estrecho del avión. La verdad es que hay que ir a uno de los modestos restaurantes de la zona, que son más higiénicos.

Por mucho menos en otras instituciones del Estado les cuesta el puesto. Es lamentable que ésta sea la respuesta a los grandes esfuerzos que se están haciendo por las autoridades departamentales y municipales para vender nuestro Departamento y nuestras ciudades; quien pase por esos suplicios, no vuelve. Creo que es importante que el Dr. Serpa y el Dr. Vargas muevan los palitos para que esta penosa situación se resuelva.

No hay derecho que cosas como éstas estén pasando. Si no hay posibilidades de agua en la zona, pues a contratar un carrotanque permanentemente para contar con ese preciado servicio. Ahora, si se contó con importantes recursos para mejorar su estructura, era prioritario pensar en sus servicios sanitarios. Ahora, señores de la Aerocivil, la gente que labora en el Aeropuerto también merece respeto. Además, pagan arrendamiento por sus instalaciones. Resuelvan de inmediato ese penoso problema.

Publicidad
Publicada por: Luis Ernesto Ruiz Cardoso