2008-12-26 05:00:00

Un balance sonrojante

Ya estamos a las puertas del final del año 2008. ¿Qué balance se puede hacer en materia de carre-teras en Santander? El estado de nuestras principales vías carreteables, como son: la que une a Bucaramanga con Barbosa, la que lleva a la Costa Atlántica, la que nos comunica con Cúcuta y la que por Málaga va a Boyacá, son una vergüenza.

Comparta este artículo ›

Un balance sonrojante

El INCO, que al igual que el Ministerio del Transporte tanto ruido hacen anunciando licitaciones para hacer monumentales obras de infraestructura en el centro del país y en el occidente colombiano, abandonaron a su suerte a la región santandereana.

El balance que hace el Comité de Desarrollo Regional de la Cámara de Comercio de Bucaramanga en tan importante frente, da grima. Durante 2008 las obras del Plan 2500 en Santander avanzaron un pírrico 1,1%. Y ningún programa de construcción de vías se anunció con tanta alharaca en Colombia como ese. Si, además, hacemos un análisis de lo que en materia de carreteras dejan para Santander los más de 6 años de la admi-nistración Uribe Vélez, debemos concluir que en este frente hay una gran deuda del Presidente con la región.

Es necesario que los dirigentes de los diversos sectores de la actividad santandereana asuman una actitud vertical pues es escandaloso que del paquete de obras del Plan 2500, entre diciembre de 2007 y noviembre de 2008, en nuestro departamento solo se hayan pavimentado 25 kilómetros. Si ello ocurriera en la región de Bogotá, o en Antioquia, o en el Valle del Cauca, o en la zona cafetera, el alboroto hubiera sido de padre y señor mío.

Eso ocurre en Santander porque somos muy pasivos frente a las cosas más importantes para el progreso de nuestra región. Nos limitamos, en reuniones de amigos, a comentar el pésimo estado de nuestras vías, pero de allí no pasamos.

Lo que se pavimentó en vías fundamentales como la que va de La Belleza a Jesús María, o la que de Puerto Wilches va a la troncal del Magdalena, o la que une a Zapatoca con Girón, son solo mendrugos.

La desidia mostrada en la construcción del tercer carril entre Floridablanca y Piedecuesta, al igual que ocurre con la del tercer carril entre Girón y la Y del aeropuerto Palonegro, la lenta construcción del puente Flandes sobre el río de Oro, o el abandono de la vía a Cúcuta, hacen que estemos cada día más alejados del desarrollo.

El año 2009 será de grandes dificultades económicas. El trabajo en infraestructura es uno de los que más genera empleo. ¿Dejaremos las cosas en el abandono en que están mientras nuestras ciudades se llenan de desempleados y subempleados? Nuestra dirigencia tiene el desafío de exigir solución a las necesidades viales de la región.

Ojalá a finales de 2009 no estemos diciendo, como en 2008, que seguimos sumidos en el abandono en materia de infraestructura.

Publicidad
Publicada por: REDACCION EDITORIAL