2008-12-27 05:00:00

Por decepción amorosa otro joven se suicidó en la Provincia de Guanentá

Una pena de amor al parecer habría sido el detonante de un nuevo suicidio en la Provincia de Guanentá durante la última semana.

Comparta este artículo ›

Por decepción amorosa otro joven se suicidó en la Provincia de Guanentá

Esta vez la víctima fue Jairo Jaimes Tarazona, de 20 años, quien tras haber celebrado la noche del 24 de diciembre en compañía de varios amigos, hacia las 5:00 de la mañana del día siguiente optó por dispararse en la cabeza.

Los hechos se registraron en el sitio Poliderto, vereda La Aguada, del municipio de Cepitá, a donde de inmediato acudió personal de la Sijin de San Gil y del comando del Primer Distrito para realizar la inspección al cadáver.

Fuentes oficiales revelaron a esta redacción que el revólver calibre 38 largo con el cual Jairo Jaimes Tarazona acabó con su vida, era de su pertenencia luego de haberlo adquirido tras finalizar su servicio militar.

Cabe recordar que hace escasos siete días, Ócar López Calderón, de 18 años, también tomó la decisión de quitarse la vida de un disparo.

Los hechos se presentaron en la finca Peñas Blancas, vereda Cañaveral del municipio de San Gil, luego que el joven, al parecer por motivos pasionales, se dispara a la altura del pecho con una escopeta.

En ninguno de los dos casos los familiares de las víctimas notaron comportamientos extraños que permitieran prever los trágicos desenlaces.

Publicidad
Publicada por: saguilera@vanguardia.comSANDRA AGUILERA B.