2008-12-29 05:00:00

¡Feliz Año!

A pocos días de terminar el 2008 queremos expresarle a nuestros amables lectores el deseo porque este año haya transcurrido en paz y tranquilidad en sus hogares y que la prosperidad sea posible en el nuevo año. Lo más importante ha sido el poder continuar buscando caminos que nos conduzcan, de manera definitiva, a la tan anhelada paz para los colombianos y de esta forma, construir el país que queremos, con el esfuerzo de todos.

Comparta este artículo ›

¡Feliz Año!

El cierre de año es aprovechado para hacer un balance entre lo proyectado a comienzos del mismo y lo realmente ejecutado. En lo económico el ciclo creciente comenzó a reducirse y luego de haber logrado un excepcional crecimiento del 7,2% en el 2007, pasamos a un menor crecimiento en este año, estimado alrededor del 4% de PIB. La principal causa para esta desaceleración la tenemos en la crisis financiera que se desató en la economía americana y su impacto en las principales economías del mundo. El fenómeno inició luego de colapsar el crédito hipotecario en Estados Unidos, generando la quiebra de reconocidos intermediarios financieros, no solo en la principal economía del mundo, sino en aquellas que están bajo la órbita de sus operaciones.

Los precios alcanzados por las materias primas y la energía, comenzaron a desplomarse en cascada durante el segundo semestre del año que termina y el petróleo que se cotizó en julio a 148 dólares el barril, lo tenemos a menos de 40 dólares al cierre de año. En tales condiciones, donde se acentúa la recesión en las principales economías – que producen el 70,8% del PIB mundial – según cifras del Fondo Monetario Internacional, es apenas lógico suponer que vamos a tener, durante el año entrante, que afrontar una desaceleración mayor en la economía colombiana, si tenemos en cuenta la enorme disminución de divisas que sufrirá la economía de Venezuela, nuestro segundo socio comercial.

En lo social este fue un año que permitió continuar trabajando por reducir la brecha. No obstante, la mayor dificultad radica en el aumento del desempleo y en las condiciones adversas en que crece subempleo, como principal generador de ingresos en la población. Este es el talón de Aquiles del Gobierno, que junto al crecimiento de la inflación, golpean el presupuesto familiar.

Para el nuevo año tenemos grandes expectativas en lo político, con la entrada de un nuevo gobierno en los EU, el cual ha despertado enorme interés y tiene grandes retos para devolverle a su país la condición de grandeza, con liderazgo en lo político, impulsando la pluralidad internacional y promoviendo la libertad de opinión y el respeto a los derechos humanos en todo el universo. ¿Habrá empatía con el nuestro?

Publicidad
Publicada por: JAIME CHÁVEZ SUÁREZ