2008-12-29 05:00:00

Viva enero sin traumas

Pronto se acabarán las festividades y lo más difícil es que las personas retomen el rumbo de sus vidas sin traumas.

Comparta este artículo ›

Viva enero sin traumas

Para muchos regresar a la vida normal es complicado, luego de trasnocho, rumba, paseos, levantadas tarde, y excesos en la comida, el retorno a la rutina del trabajo no es fácil.

Los expertos aconsejan que para superar el trauma postvacacional lo mejor es dejar unos días para adaptarse antes de regresar al trabajo o a las actividades habituales.

“Lo ideal no es que hoy se acaban las vacaciones y regresar el día anterior de paseo. Hay que llegar a casa unos dos días antes y tratar en ese tiempo de levantarse más temprano y mantenerse activo para que el regreso definitivo no sea tan duro” dijo el sicólogo Juan Mendivil.

El proceso es similar al que deben pasar los niños antes de entrar a clase en febrero y julio.
“Se trata de no dar el salto inmediato, sino ir paso a paso”, agregó.

Otro aspecto a tener en cuenta es la alimentación, por ello sería ideal desintoxicar el cuerpo al regreso del periodo vacacional.
Una dieta rica en frutas y vegetales, sin excesos de carbohidratos y grasa para que el organismo elimine las toxinas ingeridas durante navidad y año nuevo.
La nutricionista Claudia Sánchez asegura que el proceso ayudar a eliminar todas las malas toxinas que llegaron a nuestro cuerpo durante las fiestas.

“Es recomendable iniciar en enero una fase de desintoxicación, pero no deben hacerse cosas extremas, a menos que su médico se lo recomiende”, aseguró.

“La desintoxicación se basa en limpieza del cuerpo y en el descanso y al eliminar toxinas, y alimentándonos de nutrientes ayudamos este proceso y el objetivo es sentirnos bien, mejorar nuestra vida y prevenir y curar enfermedades, permitiendo así que los órganos descansen, además de comenzar a eliminar impurezas de los órganos y de la sangre”, dijo la doctora Sánchez.

Finanzas

Uno de los aspectos más traumáticos después de las vacaciones son las finanzas.

Generalmente enero es un mes donde el dinero es escaso, pues los recursos se han gastado durante las festividades.

Pero aún está a tiempo de evitarlo, siguiendo sencillos consejos financieros para ahorrar, optimizar y manejar mejor el dinero en esta temporada.

Antes de salir de compras durante esta temporada, es conveniente hacer una previsión general de gastos en función del presupuesto disponible y procurar no excederse de sus posibilidades.

Lo ideal es elaborar un presupuesto detallado que incluya todo.

De esta forma tendrá controlado cada centavo y evitará compras compulsivas que estén fuera de su alcance.
Si no quiere empezar el año con un montón de cuentas por pagar, lo ideal es dejar en casa la tarjeta de crédito. Llevar el dinero en efectivo le permitirá no excederse en los gastos.

Aprenda a organizarse. Sea consciente de que lo principal es pagar sus deudas antes que pretender ahorrar dinero.
Si en este momento tiene una deuda que le cobra un interés bajo, analice y si su plan financiero se lo permite, probablemente no sea necesario pagar la totalidad de ésta con el fin de no descapitalizarse y poder destinar ese dinero a otros rubros, como el ahorrar.

Decida qué asuntos tienen mayor prioridad, cuáles son más cercanos de alcanzar y los que más convenga cumplir.

Si le es posible, trate de no gastar el dinero que le aumenten o que reciba de manera adicional, por ejemplo: le pagaron un dinero que prestó, un bono por productividad, su reparto de utilidades, horas extras, gratificaciones, etc. Mejor ¡ahórrelo!.
Reserve una parte de su dinero para emergencias.

Las emergencias

Es muy importante tener disponible cierta cantidad de dinero para cubrir emergencias como la atención médica de algún integrante de su familia; de preferencia, procure que este dinero esté invertido en alguna cuenta bancaria que sea segura y de la que pueda disponer del dinero en un plazo conveniente, así generará intereses por encima de la inflación.

Si utiliza este dinero sólo para emergencias e imprevistos, le ayudará a no convertir “el dinero ahorrado” en “dinero para emergencias”.

Considere el invertir su dinero en un seguro. Si usted destina de manera constante como parte de sus gastos mensuales, trimestrales o semestrales, cierta cantidad de dinero para mantener protegido su hogar, la salud de la familia, su auto y sus pertenencias más valiosas; a la hora en que se presenten desafortunados sucesos y que ampara su seguro, no se verá en apuros económicos. Actualice sus pólizas en el momento necesario, considere que lo inevitable son de las pocas cosas que no se planean y pueden dañar su economía y sus planes financieros.

Las tarjetas

Use adecuadamente su tarjeta de crédito, trate de no usar mucho su o sus tarjetas de crédito, recuerde que son para los imprevistos o aprovechar alguna oportunidad que con ellas se ofrezca.

Tenga sólo las necesarias y utilícelas con mesura.

La tarjeta es un medio de pago muy poderoso que le ayuda entre otras cosas a reducir el riesgo de cargar efectivo. Puede recibir financiamientos a bajo costo o gratuitos a través de tarjeta de crédito, sí liquida a tiempo el total de sus adeudos.

A través de ella puede solventar emergencias económicas como hospitalización, viajes no planeados, reparación de emergencia de su automóvil, etc., pero no abuse.

No la use para todo y trate de controlarse al utilizarla.

Así como es ayuda también se constituye en una gran tentación, por ello, sea moderado y guárdela para cosas que realmente requiera.
Si no depositan su salario en una cuenta bancaria de nómina, abra una cuenta de ahorros o de cheques, deposite su sueldo y organice su dinero a través de su cuenta, así no lo gastará todo de una vez y lo podrá administrar de la mejor manera.

Tome en cuenta y analice todas sus posibles fuentes de ingresos y si le es posible busque otras nuevas, como por ejemplo: contemplar la posibilidad de emprender un nuevo negocio, de vender lo que ya no utiliza e incluso calcular el monto de su pensión.

Si el caso lo permite, es mejor planear y manejar las finanzas de la familia con su pareja, así ambos estarán enterados de los movimientos de su dinero y entre ambos pueden dar buenas y mejores ideas para emplearlo.

 

 

Publicidad
Publicada por: LORENA MUÑOZ MARRUGO / BOGOTÁ