2008-12-30 05:00:00

¿Dónde debería jugar Colombia la eliminatoria?

Con el nombramiento de Eduardo Lara como técnico de la Selección Colombia de mayores, automáticamente se abrió la puerta para un cambio de sede para jugar la Eliminatoria al Mundial. Desde ese instante ha sido tema recurrente sobre el que se ha especulado y del que se han tejido diversas versiones.

Comparta este artículo ›

¿Dónde debería jugar Colombia la eliminatoria?

El asunto no es sencillo; el propio seleccionador nacional ha manifestado el deseo de que la casa del combinado tricolor sea de nuevo Barranquilla. Pero dicho cambio tiene implicaciones no sólo deportivas, sino económicas y políticas.

El tema sigue en discusión. Con simpatizantes y detractores, a la espera de que la Federación de Fútbol confirme en qué sede jugará Colombia su próxi­mo partido como local en la Eliminatoria al Mundial de Suráfrica 2010, que está programado para el 28 de marzo, en calidad de local, ante Bolivia.

Aunque se barajan varios nombres, la pugna más fuerte la protagonizan Bogotá y Barranquilla. Ambas ciudades ya han albergado al equipo nacional, pero ninguna termina de convencer.

En el estadio Metropolitano Colombia tendrá alegría, calor y humedad. En el Campín estará esperando a los rivales en la altura, factor que asusta, pero que no ha jugado en favor de los locales.

Por ahora, alejados de la cita mundialista, son varios los puntos a estudiar. En esta etapa de la Eliminatoria el seleccionado nacional no puede ceder más puntos en casa.

Los dirigentes tienen que manejar cualquier detalle con guantes de seda, pues una mala decisión puede ser determinante en las aspiraciones de obtener la clasificación.

A tres meses del partido con Bolivia por la Eliminatoria, los técnicos Víctor Luna, Jorge Luis Bernal, Eduardo Retat y Pedro Sarmiento opinaron sobre qué ciudad sería la mejor alternativa como sede de la Selección Colombia.

“Barranquilla tiene su lado bueno”: Víctor Luna

Para el técnico antioqueño Víctor Luna “la sede siempre ha sido un punto neurálgico. El tema de la altura es delicado, porque para competir en esta condición se debe tener el acondicionamiento necesario”.

Sobre un cambio a la antigua casa tricolor, Luna afirmó que “en Barranquilla la Selección demostró que puede obtener buenos resultados. La preocupación es la deshi-
dratación, pero es algo que se puede manejar con más claridad”.

El ex técnico del Bucaramanga ve a la capital del Atlántico como una fuerte candidata para albergar al cuadro tricolor. “Barranquilla tiene su lado bueno. En la competencia se busca sacar ventajas. Cuando se habló de la altura siempre se pensó que podíamos sacarla, pero no se logró”.

“Se sacaría mucho más en Bogotá que en el calor”: P. Sarmiento

Según el nuevo técnico del Pereira, Pedro Sarmiento, “la sede tiene que ser Bogotá. Por la altura, por comodidad para muchas cosas. Si el jugador está bien preparado no tiene ningún problema en el aspecto físico y eso afectaría más a los rivales. Es una buena cancha, hay buen clima, la gente es agradable y da facilidades”.

Para Sarmiento, que los partidos de la Eliminatoria se hayan jugado en la capital del país no ha influido en los resultados de la Selección. Para él, las cosas no se han dado porque falta trabajo y ahora en eso está el técnico Eduardo Lara.

Sobre la posibilidad de retornar a la anterior sede expresó: “Barranquilla ya fue. Se sacaría mucho más en Bogotá que en el calor”.

“La sede debe ser Barranquilla”: Eduardo Retat

El técnico Eduardo Retat, quien dirigió recientemente a Bucaramanga, es contundente en decir que la casa del equipo nacional debe ser en territorio barranquillero.

“La sede debe ser Barranquilla. La Selección allá gana, en Bogotá no porque influye su ambiente y la temperatura. Los equipos antes del partido están pensando en lo duro que es jugar en esa temperatura”, indicó Retat.

El samario fue enfático en decir que es fundamental que el equipo no sólo juegue, sino que se prepare y adapte en Barranquilla.

“Él que ha jugado en el Metropolitano sabe que la temperatura es muy fuerte, que es un voltaje alto. Se siente la humedad y la energía de la gente. El ambiente es diferente. En Barranquilla los otros seleccionados se llevaban tres o cuatro goles. En el Campín no marca Colombia. Es como jugar en cualquier cancha”, afirmó el adiestrador costeño.

Su respaldo a Barranquilla es tan fuerte que vaticina: “Si se juega en otra ciudad estamos eliminados”.

“Soy partidario de no estar de estadio en estadio”: Jorge Luis Bernal

Jorge Luis Bernal, hasta hace poco técnico de Once Caldas, le resta importancia al tema de la sede, pero es claro en decir que se debe mantener a Bogotá, por considerar que los cambios en este momento no son sanos para el equipo.

“Soy partidario de no estar de estadio en estadio y de altura en altura. Cambiar de sede no es bueno ni estar empezando cada momento a adecuar al grupo a nuevas condiciones”, señaló el orientador.

Sobre Bogotá expresó: “Si uno está acostumbrado a jugar en la altura es una ventaja sobre los que no. Lo importante es buscar un lugar definitivo, para no estar como gitanos”.

Para Bernal, un equipo bueno juega en cualquier lugar y le da más relevancia al jugador comprometido con defender los colores de su país. Para él la sede no juega un papel fundamenta en la clasificación.

En los puntos a favor que puede tener una ciudad como Barranquilla, el técnico aseveró que: “Si los resultados fueran por la sede, Junior sería campeón siempre”.

LA VOZ DEL EXPERTO

Javier Arango, preparador físico de La Equidad, considera que la capital del país no es la mejor alternativa para el equipo colombiano, porque está formado en su mayoría por jugadores de afuera.

“El 90 por ciento de los que son convocados no juegan en la altura. Continuar en Bogotá sería un error, porque desde el punto de vista fisiológico no les daría para rendir en un terreno donde no están acostumbrados y necesitan meses de adaptación”.

Para Arango, es claro que Colombia siempre ha clasificado en Barranquilla. “Esa sería la mejor plaza. En el Campín el equipo se ha visto mermado. Si la Selección juega en otro clima, donde no haya altura, rendiría mucho más”.

Con la experiencia que le da su profesión, Javier recomienda: “ciudades como Medellín o Cali podrían funcionar mejor que la capital por que tienen un clima manejable. Los procesos funcionales producidos en el calor se pueden manejar más fácil con colocar hielo e hidratar bien”.

Publicidad
Publicada por: Bogotá, Colprensa