2009-01-02 05:00:00

Grímpolas

El Gobernador Horacio Serpa, en declaraciones dominicales a Ana María Valencia, de Vanguardia, reitera su calidad de fino político, versado en las cosas del Gobierno, las responsabilidades políticas y los asuntos del Estado, dentro de un perfil axiomático, a más de cuidadoso, lejano del vedado territorio de los funcionarios intervencionistas.

Comparta este artículo ‚Äļ

Grímpolas

Advierte que ¬ďtengo que cumplirle a Santander en cuanto a no crear una controversia con el Gobierno Nacional que pueda perjudicarnos¬Ē, concretando que ¬ďno estoy de acuerdo con la reelecci√≥n¬Ē, sin referirse a la del Presidente Uribe, apenas sustent√°ndola como un principio general, desliz√°ndose hacia otro tema en forzada reticencia. Con el mandatario Uribe, nada de discordia.

Plante√°ndole al Partido Liberal con candidato propio, lo excluye ¬ďsi hay reelecci√≥n¬Ē, adicionando: ¬ďpara qu√© hacer repetir a un copartidario las amarguras que yo tuve que vivir o sufrir?¬Ē Considerar√≠a a Uribe inderrotable y se presume que √©l, Serpa, no desea figuraci√≥n entre los malquerientes inmediatos, por lo que pueda suceder.

A los precandidatos liberales los observa respetuoso pero sin entusiasmo, recalcando que en los ex-presidentes Gaviria y Samper, también es aplicable su tesis general de no reelección.

La periodista endulza el o√≠do con una posible candidatura en el 2014 y elusivamente responde: ¬ďYa llegu√© al Palacio Amarillo¬Ē. Antes el doctor Serpa habl√≥ del Plan de Desarrollo, de los millones para Educaci√≥n y Salud y de perspectivas inmediatas de servicio.

Ana Mar√≠a dentro de un faltante de sorpresa definitoria, eludi√≥ preguntarle si se candidatizar√≠a para el 2010, en caso de que Uribe no lo fuera. Imaginamos la respuesta afirmativa, pero a√ļn seguir√° siendo por meses la concreta del mill√≥n.

Prosigue el doctor Serpa afortunado teorizante de la pr√°ctica, m√°s que categ√≥rico de la ejecuci√≥n. Siempre ha estado lejos de los cargos con presupuesto. Un √Ālvaro G√≥mez Hurtado, agitador gaitanista. Por algo fueron los dos Presidentes de la Constituyente del 92.

Con otros coautores de esa Carta en cuyo articulado se escribieron m√°s que las certeras normas procedimentales y democr√°ticas, unos textos literarios.

Publicidad

Publicada por: RAMIRO BLANCO SU√ĀREZ