2009-01-02 05:00:00

HAGASE OIR

El cigarrilloEl tabaco es nuestro enemigo, a la familia del señor Pérez, que no fumaban ni bebían, les llamó la atención a los García, ya que éstos sí lo hacían permanentemente, previniéndoles de los peligros del cigarrillo,

Comparta este artículo ›

HAGASE OIR

pero éstos no dejaban de fumar, porque no estaban dispuestos a privarse de ese placer inocente, como lo llamaban. Hasta que, según unas radiografías del tórax, mostró “cáncer de pulmón”. Estas familias se enteraron finalmente de que el cigarrillo no es un compañero de todas las horas, sino un enemigo “traidor y asesino”. El aguardiente que otro tiene en la barriga, no me hace ningún daño a mí.

Luis Pinto Gómez

Publicidad
Publicada por: HAGASE OIR