2009-01-14 16:32:37

Lula discutirá problemas energéticos y de integración con Morales y Chávez

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, inicia mañana una gira de dos días a Bolivia y Venezuela, en la que discutirá sobre proyectos de integración y desavenencias energéticas con sus homólogos Evo Morales y Hugo Chávez.

Comparta este artículo ›

Lula discutirá problemas energéticos y de integración con Morales y Chávez

Lula se encontrará el jueves con Morales en la ciudad boliviana de Puerto Suárez, en la frontera con la brasileña Corumbá, y después viajará a Caracas, donde el viernes mantendrá una de sus ya tradicionales reuniones trimestrales con Chávez.

Morales y su invitado presidirán la ceremonia de entrega de dos tramos de la carretera interoceánica, que pretende comunicar la ciudad chilena de Arica y la brasileña de Santos.

El gobernante brasileño aprovechará para anunciar la concesión de créditos para financiar otros proyectos de integración vial en Bolivia, entre los que se encuentra la pavimentación de la carretera entre Villa Tunari, en el departamento de Cochabamba, y la localidad de San Ignacio de Moxos, en el departamento de Beni.

Después, ambos mandatarios mantendrán un encuentro privado, en el que probablemente discutirán sobre la reciente polémica decisión de Brasil de reducir drásticamente su demanda de gas natural procedente de Bolivia, medida que llevó al país andino a enviar una misión con tres ministros a Brasilia el viernes pasado.

La petrolera estatal brasileña Petrobras comenzó a disminuir su demanda de gas boliviano a mediados de diciembre, de 31 millones de metros cúbicos diarios hasta el mínimo de 19 millones que alcanzó el miércoles de la semana pasada.

Brasil argumentó que el recorte se debía al régimen de lluvias, que le permitiría sustituir el gas por energía hidroeléctrica, con un costo de cerca de 600 millones de dólares para el país andino por la disminución de exportaciones.

La delegación boliviana, encabezada por los ministros de Hidrocarburos, Saúl Ávalos; Planificación del Desarrollo, Carlos Villegas, y Defensa Legal de las Recuperaciones Estatales, Héctor Arce, consiguió el compromiso de Brasil de elevar su demanda a 24 millones de metros cúbicos diarios hasta el mes de abril.

Entonces, cuando comience la época de sequía, el principal cliente de los hidrocarburos bolivianos volverá a recuperar su nivel de demanda hasta el máximo que permite la capacidad nominal del gasoducto, según el acuerdo alcanzado con el titular brasileño de Minas y Energía, Edison Lobao.

Después de almorzar con Morales, Lula viajará a Caracas, donde mantendrá su habitual encuentro trimestral con Chávez. El anterior fue celebrado el pasado septiembre en la ciudad brasileña de Manaos.

En aquella ocasión, se anunciaron siete acuerdos, entre ellos uno para construir una siderúrgica en el estado brasileño de Bolívar y otro para avanzar en una refinería binacional, que está construyendo Petrobras en el estado brasileño de Pernambuco, todavía sin el concurso de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

En la reunión del viernes volverá a la agenda bilateral la integración regional, que pasa por la incorporación plena de Venezuela al Mercosur, paralizada a la espera de que den el visto bueno los parlamentos de Brasil y Paraguay.

De forma paralela a la demora en la integración de Venezuela en el bloque comercial, también integrado por Uruguay y Argentina, Chávez llegó tarde y se perdió la última reunión semestral realizada el pasado diciembre en el complejo turístico brasileño de Costa do Sauípe.

No obstante, el mandatario venezolano sí pudo participar en el resto de cumbres regionales que organizó Lula en un plazo de 48 horas, la de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), el Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC).

Publicidad
Publicada por: EFE, Brasilia