2008-07-26 05:00:00

Un taxista soñó con su accidente

Álvaro Chaparro Chaparro nunca llegó a imaginar que el extraño sueño que tuvo el pasado jueves en la noche sería el anuncio premonitorio de un evento similar donde él sería el protagonista.

Comparta este artículo ›

Un taxista soñó con su accidente

Según este sangileño, quien lleva tres años en el oficio de taxista, en su sueño una camioneta tipo Luv arrollaba a un carro rojo, el cual empezaba a dar volteretas producto de la colisión.

Doce horas después, fue el mismo Álvaro Chaparro Chaparro quien cuando manejaba su taxi de placas XVB-241 de San Gil, se encontró de frente con otro vehículo que hacia las 12:15 de la tarde de ayer estaba parqueado en la carrera 9 con calle 10, más conocida como la esquina de Sevilla.

Según el conductor del taxi, “nosotros veníamos de mirar unos apartamentos que estaban en la calle 5 con carrera Novena. Cuando vimos fue que el carro salió del sitio donde estaba parqueado, sin mirar para ningún lado, y nos mandó contra la pared”.

La misma versión la confirman dos pasajeros que acompañaban a Chaparro a esa hora, entre ellos una mujer de acento caribeño, quien asegura que “fue la mano de Dios la que no dejó que nos pasara nada”.

Una mujer que pasaba a esa hora por el andén de la carrera 9 alcanzó a ser rozada con la parte trasera del taxi, aunque la situación no pasó a mayores.

De todas formas la tragedia pudo ser mayor, si se tiene en cuenta que el vehículo de servicio público quedó a tan sólo 30 centímetros de la pared. Sentado en una tienda del sector, a la espera de que la Policía de Tránsito levantará el respectivo Croquis,

Álvaro Chaparro dice que incluso, “cuando sentí el golpe, a mí se me borró como el casete, pero estoy seguro de que este era el sueño que me despertó la noche anterior”.

Del vehículo color plateado, de placas BVK-758 de Bucaramanga, sólo se sabe que pertenece a un alto oficial del Ejército, ya retirado.

Publicidad
Publicada por: saguilera@vanguardia.comSANDRA AGUILERA B.