2008-06-23 21:28:46

Que viva el amor artificial

Con notorio entusiasmo ha sido recibida la presente administración municipal, al anunciar el firme propósito de convertir a la ciudad en un centro de negocios enfocado al mercado internacional. La ciudadanía entiende que todos los esfuerzos que se realicen, para abrirle espacio a la economía local, ya sea en el mercado nacional o creando opciones mas allá de las fronteras, significan pasos importantes hacia la construcción de un futuro más próspero para los habitantes de la región.El empeño de internacionalizar a la ciudad debe ir de la mano con los objetivos trazados por el comité regional de competitividad, para que las tareas que sea preciso adelantar, cuenten con el concurso de todas las instituciones públicas y privadas, comprometidas en esta inaplazable decisión de acercar a Santander a la economía mundial, con todas sus implicaciones. La reciente presentación hecha por el señor Alcalde, invitando al sector financiero a participar con irrigación crediticia en las actividades micro empresariales, constituye uno de los puntos de partida, muy concretos, de cara a los objetivos trazados con este segmento de la economía.En la manufactura se encuentra una de las actividades más directas para la generación de ingresos. El valor agregado que se añade a las materias primas, genera una de las cadenas de valor más preciadas en el resultado final de los balances empresariales. Son muy conocidos los chocolates suizos o sus productos lácteos, a pesar de no producir en su territorio una mata de cacao y aunque su producción lechera es mínima, comparada con la gran industria del ramo, han logrado posicionarla en el primer lugar en el mundo, con excelente calidad y por muchos años, convertidos en los líderes del negocio.En la ciudad no tenemos grandes factorías, pero sí contamos con muy buena mano de obra especializada, en talleres, que debemos potenciar, en su mercadeo. El programa planteado por nuestro alcalde pretende conectar a todas esas unidades de producción micro empresarial, para aumentar y consolidar la capacidad exportadora de productos bumangueses, que se caracterizan por su excelente calidad, buena presentación y precios muy competitivos.La idea de conformar grandes comercializadoras por sectores –marroquinería, calzado, joyas, confecciones etc. nos permite competir y acceder a mercados internacionales, que de manera individual es muy difícil de sostener. Entrar a financiar el pequeño negocio –fami y micro empresa es un buen soporte para consolidar un programa, que bien coordinado, nos puede lanzar a esferas mayores en la órbita de una economía globalizada, como la actual.

Comparta este artículo ›

Que viva el amor artificial
Publicidad
Publicada por: Jaime Chávez Suárez