2008-07-11 15:46:14

Confirmada sentencia contra ex administrador de Coopasan

La Sala Penal del Tribunal Superior de San Gil confirmó ayer la sentencia proferida el pasado 3 de junio por el Juzgado Primero Penal de este municipio, contra Juan Fernando Ortiz Mancilla, ex administrador de la Cooperativa Coopasan. Este personaje fue hallado culpable de los delitos de abuso de confianza calificado y agravado y falsedad de documento privado, luego de admitir haberse apropiado de $407 millones de pesos de dicha entidad mediante la adulteración de saldos en las cuentas de los clientes, entre otros mecanismos utilizados.

Comparta este artículo ›

Confirmada sentencia contra ex administrador de Coopasan

Tras la decisión, la defensa del condenado interpuso el recurso de apelación en busca de que a su representado le fuera concedida la prisión domiciliaria, tal y como le había sido otorgada durante el proceso jurídico. Esta petición se basó, entre otros argumentos, en que Ortiz Mancilla no reporta antecedentes penales, es el responsable del mantenimiento de su familia y en el supuesto padecimiento de una enfermedad que requiere dieta especial.

Sin embargo el Tribunal no accedió a dichas pretensiones partiendo del hecho de que la pena impuesta contra Ortiz Mancilla supera el tope máximo establecido por la ley (Art. 38 C. P.), para conceder el beneficio de casa por cárcel.

También porque existe el obstáculo de que el condenado no cumple con los requisitos necesarios que lo acrediten como padre cabeza de familia, toda vez que no tiene hijos menores de edad, y además porque sus tres hijastros mayores de edad son protegidos por su madre.

El fallo también aclara que haber gozado de la prisión domiciliaria durante todo el trámite del proceso no es condición para que el mismo beneficio le sea otorgado tras proferirse la condena.

Y en cuanto a la enfermedad aducida por el imputado, el Tribunal ordenó oficiar a un médico legista para que determine si Juan Fernando Ortiz Mancilla padece una dolencia grave que no pueda ser tratada en centro penitenciario.

Publicidad
Publicada por: SANDRA AGUILERA B. San Gil