2008-07-14 21:03:46

La pr贸xima gran batalla

Que los colombianos lamentablemente tienen enemigos en varios frentes, es una realidad de esas que se pueden verificar con tan solo salir a la calle o tener una m铆nima exposici贸n a los medios de comunicaci贸n.

Comparta este artículo 鈥

La pr贸xima gran batalla

Desde las Farc con su historial de secuestros, extorsiones y asesinatos, pasando por los paramilitares con sus masacres, la delincuencia com煤n con sus asaltos y el narcotr谩fico con su dinero f谩cil y poder para acabar conciencias, todos afectan de manera negativa a una gran mayor铆a de ciudadanos que quieren vivir en tranquilidad dedicados a trabajar por sus familias.

De hecho, ahora que las Farc se encuentran en el punto m谩s bajo de su existencia, d茅biles como nunca luego de los grandes 茅xitos militares en su contra del gobierno del presidente Uribe y teniendo en cuenta que los paramilitares tambi茅n han ca铆do en n煤mero por cuenta de la desmovilizaci贸n, resulta pertinente voltear la mirada聽 hacia las otras fuerzas contrarias. Sobre todo, las de la corrupci贸n.
Es que con las Farc extenuadas, la pr贸xima gran batalla que deber铆a librar el Gobierno es contra la delincuencia en todas sus formas. La com煤n, que no le da respiro al colombiano medio y la dirigencial, que con sus pr谩cticas corruptas no permite que ning煤n presupuesto alcance para ayudar a los m谩s necesitados y combatir el subdesarrollo.

En otras palabras, la inversi贸n social, esa que tanta falta hace en todos los municipios olvidados de la naci贸n para garantizar que la paz lograda por las Fuerzas Armadas se mantenga, tiene que hacer presencia si se quiere evitar que el c铆rculo de violencia vuelva a girar. Pero la corrupci贸n administrativa, es su peor enemiga.

Por cuenta de sus soldados que toman forma de licitaciones ama帽adas, sobornos, sobrecostos millonarios y tr谩fico de influencias, los dineros de los contribuyentes no alcanzan y pocas veces llegan a su destino. A cambio, terminan en el patrimonio personal de una masa de funcionarios sin moral alguna, que son los directos responsables de la pobreza y la falta de oportunidades que aquejan a millones de necesitados.

En resumidas cuentas, una victoria eventual contra la guerrilla no servir谩 de mucho, si desde ya no se construye un muro de contenci贸n contra esa avalancha de corrupci贸n que mantiene al pa铆s en la pobreza.

Publicidad
Publicada por: Redacci贸n Vanguardia Liberal