Martes 04 de Septiembre de 2012 - 09:50 AM

Un peatón murió luego de ser arrollado por una tractomula

En la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Seccional Bucaramanga, fue entregado el cuerpo sin vida de Jaime Pacheco Sequeda, de 46 años, quien murió tras ser arrollado por la tractomula de placas SUA-491.

Comparta este artículo ›

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Un peatón murió luego de ser arrollado por una tractomula
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

El fatal accidente de tránsito ocurrió el lunes a las 11:15 de la noche frente al Parque del Agua, en momentos en que la tractomula, cargada con un conteiner de 35 toneladas, arrolló a Pacheco Sequeda.

“Estoy averiguando qué fue lo que pasó. Hoy me dijeron que mi hermano se había quedado dormido en ‘los tanques’ y que unos policías lo habían ido a levantar. En esas, como él sufría de ataques de epilepsia, se levantó y empezó a correr. Me contaron que un camión le alcanzó a sacar el quite, pero que la tractomula no pudo hacer lo mismo y lo atropelló”, dijo Jairo Pacheco, hermano de la víctima.

Tras el fatal accidente, el sitio fue acordonado por la Policía mientras agentes de la Unidad Móvil de Criminalística de la Dirección de Tránsito y Transporte de Bucaramanga, realizaron la diligencia de levantamiento del cadáver.

La víctima no portaba documentos por lo que fue trasladado a la morgue a donde ingresó a las 2:00 de la mañana de hoy como Cuerpo No Identificado, CNI.

“Él cargaba en el bolsillo del pantalón una libreta donde tenía apuntados varios números telefónicos, entre esos el mío. Entonces como a la 1:00 de la mañana me llamaron y me dijeron lo que había pasado. Me fui para el sitio del accidente para ya habían hecho el levantamiento del cadáver”, añadió el hermano del occiso.

La víctima fatal era padre de tres hijos y residía en el barrio Morrorrico. Por sus problemas de salud desde hace varios meses no trabajaba por lo que era sostenido económicamente por su hermano.

“Por varios años trabajó en un lavadero de carros pe-ro luego por sus problemas de epilepsia no pudo vol-ver. Yo le daba la comida y le ayudaba con plata para sus cosas”, dijo el hermano del occiso.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL/ VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios