Una semana sin homicidios en Bucaramanga | Judicial | Vanguardia.com
Martes 25 de Octubre de 2016 - 12:01 AM

Una semana sin homicidios en Bucaramanga

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
En los últimos ocho días no se reportaron homicidios en el área metropolitana de Bucaramanga, pero sí hubo varios casos graves de riñas y de lesiones personales.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Los últimos dos homicidios que ocurrieron en el área metropolitana fueron los de Carlos Alberto Trujillo y Sandra Marcela González. El primero recibió un disparo cuando intentaba evitar un hurto. La segunda fue asesinada por su expareja en la Terminal de Transportes.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga aseguró que en la última semana no se reportaron homicidios en Bucaramanga ni en los otros tres municipios que conforman el área metropolitana.

Se trataría de un hecho inédito en lo que va corrido del año, aunque las autoridades reconocieron que los últimos días no han estado exentos de riñas y lesionados.

Los últimos asesinatos que ocurrieron en el área metropolitana fueron los de Carlos Alberto Trujillo (18 años) y Sandra Marcela González (26 años).

El primero ocurrió en zona rural del municipio de Girón, en el corregimiento Bocas, donde el joven recibió un disparo por tratar de defender a una víctima de hurto.

El último homicidio en área urbana fue el de Sandra Marcela González, la mujer que fue atacada por su expareja en la Terminal de Transportes el domingo 16 de octubre.

Sí hubo riñas y heridos

Al respecto, el comandante operativo de la Policía Metropolitana, el coronel Harold Mauricio Hincapié Medina, explicó que esto se debe en parte a los operativos de control que se realizan en los puntos críticos, para verificar antecedentes y detectar armas de fuego o blancas.

El alto oficial reconoció, no obstante, que en los últimos días se dieron casos de lesiones personales y riñas que pudieron causar la muerte de las víctimas.

Es decir, si bien al cierre de esta edición se cumplían ocho días sin homicidios en la zona urbana, sí se dieron casos de heridos graves. El fin de semana pasado, por ejemplo, hubo al menos nueve lesionados de consideración, de los cuales cinco resultaron heridos con armas de fuego.

El que está más grave es un joven de 22 años que recibió un disparo en el pecho en el barrio Dangond.

“Lamentablemente se siguen presentando en la ciudad casos de lesiones personales. Algunos se dan por peleas de los diferentes parches y otros por casos de intolerancia”, indicó Hincapié Medina.

El coronel explicó que la mayoría de los casos son altercados simples que pasan a mayores y desbordan la capacidad de control de la Policía.

“Lamentablemente muchos hechos inician por una gorra o porque van con una mujer y alguien la miró mal... son casos que comienzan como altercados verbales y que terminan en riñas o casos de lesiones personales por intolerancia”, explicó el oficial, quien invitó a los residentes del área a ser más tolerantes y a recurrir a los espacios de intermediación que hay disponibles para resolver conflictos.

Riñas y capturado en Dangond

A pesar de la buena noticia por la cifra de cero homicidios en área urbana en los últimos ocho días (hubo uno el miércoles en zona rural), sí se dieron varias riñas y casos de lesiones personales. Algunos de los más graves ocurrieron en los barrios Miraflores, Villabel, Real de Minas (riña y heridos con arma blanca) y Dangond.

En este último caso, las autoridades confirmaron la captura del presunto agresor. Se trata de un hombre de 34 años, quien fue detenido esa misma noche en la carrera 15 con calle 111.

La víctima, un joven de 22 años, recibió un disparo en el tórax (inicialmente se dijo que fue en el hombro) y se encuentra en delicado estado de salud. Al capturado le imputaron cargos por tentativa de homicidio.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.