Jueves 28 de Diciembre de 2017 - 11:07 AM

Policía se convirtió en la víctima número 12 de Santander lesionada con pólvora

Cuando todavía faltan tres días para finalizar el 2017, en Santander la cifra de quemados por pólvora en diciembre ya se duplicó con respecto al mismo periodo de 2016. Hasta este jueves se han contabilizado 12 víctimas.

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Policía se convirtió en la víctima número 12 de Santander lesionada con pólvora
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

El último hecho ocurrió en la tarde de este miércoles, cuando en Barrancabermeja la Policía realizaba un operativo en contra de la venta de juegos pirotécnicos cerca de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Según el reporte de las autoridades, los uniformados se percataron que había un grupo de sujetos expendiendo la pólvora, por lo que decidieron verificar qué ocurría.

Tras incautar los elementos y en el momento en el que manipulaban la pólvora para ponerla a disposición de la Fiscalía, uno de los artefactos se activó y quemó al uniformado.

Lea también: Tres personas resultaron lesionadas con pólvora en Barrancabermeja

De inmediato, el policía, identificado como Juan Alberto Arredondo Cáceres, fue trasladado hasta la Clínica San José en Barrancabermeja. Sin embargo, debido a la complejidad de la herida fue enviado a un centro de tercer nivel en Bucaramanga para ser intervenido.

El parte médico señaló que resultó con afectaciones en su mano derecha. Tiene comprometido un dedo por lo que se le realizará una cirugía, aunque habrá que esperar la evolución.

El Secretario de Salud de Santander, Luis Alejandro Rivero, aseguró que “lamentablemente estamos duplicando la cifra, hace un año teníamos seis personas quemadas con pólvora, y este año a la fecha hay 12 casos, hubo un incremento considerable de quemados el 24 y 25”.

Lea también: Otros casos de lesionados con pólvora.

Entre los casos alarmantes de quemados, se destaca el de una menor de seis años oriunda de Barrancabermeja, quien sufrió quemaduras en una de sus manos, cara y tiene compromiso de pérdida en uno de sus ojos.

De igual forma,  un joven en Rionegro, quien se encontraba manipulando un fuego artificial conocido como ‘tote’, y resultó lesionado cuando este artefacto explotó en sus manos y actualmente será sometido a la amputación de uno de sus dedos de la mano derecha.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA.COM
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.