Martes 10 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Así fue el asesinato de un niño de 2 años a manos de su padre en Santander

Un hombre de 54 años, según las autoridades, acabó con la vida de su hijo dentro de la iglesia del pueblo y luego intentó suicidarse. El señalado tenía una medida de restricción por violencia intrafamiliar. La Fiscalía espera judicializarlo por homicidio agravado.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
El CTI realizó la diligencia del levantamiento del cadáver del menor de 2 años de edad. Las honras fúnebres de la víctima se llevarán a cabo en Barbosa.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

“En todo el tiempo que llevo viviendo en este pueblo nunca había presenciado un acto de estos, tan terrible. Es muy triste que aquí pasen este tipo de cosas. Definitivamente está sociedad está destruida en valores”, eran las palabras que comentaba un grupo de habitantes del corregimiento de Cite, jurisdicción de Barbosa, Santander, tras los acontecimientos ocurridos el pasado domingo, en los que un hombre de 54 años degolló a su hijo de 2 años de edad al interior de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Cite.

Le puede interesar: Hombre asesinó a su hijo de 2 años dentro de una iglesia en Santander

Ante esta tragedia, que no solo generó repudió y dolor entre los lugareños sino en el departamento, la Diócesis de Vélez emitió el decreto 046 del 2018 mediante el cual declaró profano el templo donde ocurrieron los hechos.

“Aquí no estamos juzgando a nadie, si no reconociendo que el lugar donde se cometieron estos hechos es un sitio dedicado para el encuentro con Dios. El hecho de que este lugar se haya usado para un fin tan terrible, es un atentado no solo contra nuestra fe, si no contra la vida de este inocente niño”, dijo Marco Antonio Merchán, obispo de Vélez.

Desde el domingo pasado, en horas de la tarde, y hasta el jueves 12 de abril, el templo permanecerá cerrado para los fieles. Según el vocero de la iglesia católica, en estos días no se tocarán las campanas y la intención de las eucaristías en las parroquias que conforman la diócesis será suplicar perdón por lo sucedido.

De igual forma, a las 6:00 de la tarde de ayer, se llevó a cabo una macha que partió desde el hospital y llegó hasta el atrio de la iglesia. Cientos de habitantes, con velas y camisetas blancas, se sumaron a este acto cuyo único fin era orar por el menor asesinado.

El crimen

De acuerdo con la Policía y versiones de la comunidad, el crimen se empezó a tejer sobre las 2:00 de la tarde del domingo, cuando la víctima llegó en compañía de su padre a la iglesia con el fin de participar en una eucaristía.

Terminado la celebración, el hombre de 54 años conversó con el párroco del templo y minutos después cometió el crimen.

“Hasta el momento la información que tenemos es que el padre, en un hecho de ira e intenso dolor, entendiéndolo de esta manera, reaccionó contra su hijo luego de una misa y lo asesinó cortándole el cuello”, informó el comandante de la Policía de Santander, coronel Jaime Escobar.

Posteriormente, con el mismo bisturí que le quitó la vida a su hijo, intentó suicidarse.

Sobre los móviles que desencadenaron esta situación, la Policía informó que “conforme a los antecedentes recolectados entre las personas que conocen a esta familia, se evidenció que se rompió la relación de esta pareja, se habían separado. Hubo un hecho de riña que se presentó en la mañana (domingo), el señor estaba con el niño con el visto bueno de la madre y desafortunadamente se presentó esto”, agregó el uniformado.

La alcaldesa de Barbosa, Deyanira Ardila, manifestó que la pareja se había separado en diciembre por casos de maltrato intrafamiliar y había una medida de protección contra la mujer.

Todo parecer indicar que el individuo habría cometido el asesinato en un hecho de ira para vengarse de la mamá del menor, quien decidió dar por concluida la relación.

A responder por el homicidio

Ayer, la Fiscalía confirmó que está a la espera de la recuperación del hombre de 54 años, quien se encuentra inconsciente, para que sea procesado por el delito de homicidio agravado.

Asimismo, se conoció que en una valoración médica realizada al presunto agresor se descartó que el asesinato haya sido perpetrado bajo los efectos de drogas o alcohol; es decir, esta persona estaba en pleno uso de sus facultades.

Sobre el estado de salud del indiciado, las autoridades revelaron que tuvo que ser trasladado a un centro médico en Tunja, Boyacá, en donde logró ser estabilizado.

“Se encuentra estabilizado en una clínica, estamos verificando que reciba la atención necesaria para su supervivencia. De igual manera cuenta con el servicio policial toda vez que se encuentra como capturado”, concluyó el Comandante de la Policía.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.