Martes 12 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Nuevo caso de intolerancia en Bucaramanga terminó en un asesinato

“Me mataron a mi papá… A pesar de que en realidad era mi abuelo, él desde pequeño fue el que me crió y me dio todo. Estos tipos me lo arrebataron, me dejaron sin él. Deben pagar, debe haber justicia”.

Comparta este artículo ›

M.V./VANGUARDIA LIBERAL
Carlos Julio Estupiñán, de 51 años, recibió una puñalada en el pecho en medio de una riña.
(Foto: M.V./VANGUARDIA LIBERAL)

Estas fueron algunas de las palabras que expresó Carlos Alarcón ayer en las instalaciones de la morgue de Medicina Legal, seccional Bucaramanga, mientras reclamaba el cuerpo de su abuelo, Carlos Julio Estupiñán Vargas, asesinado el pasado domingo, en medio de una riña ocurrida en el barrio Girardot.

Los familiares del hombre de 51 años revelaron a Vanguardia Liberal lo que para ellos son los móviles del crimen y clamaron que se haga justicia.

De acuerdo con los allegados, Estupiñán Vargas, quien vivía en Provenza y se ganaba la vida vendiendo rifas, se acercó sobre las 5:00 p.m. hasta un establecimiento comercial, ubicado en la carrera 9 con calle 28 del barrio antes mencionado, para departir con un grupo de amigos y a la vez cuadrar un viaje que iban a realizar esta semana.

Lea también: Hombre asesinó a su pareja y luego intentó suicidarse

“Estaban tomando y ahí también había un grupo de tres personas. Uno muchacho, de ese grupo, llegó hasta la mesa donde estaba mi nono y les pidió monedas o les dijo que le gastaron una gaseosa, pero nadie le dio nada. Minutos después, mi abuelo le dio dinero a un señor que también llegó a pedir. El muchacho vio esto y volvió a pedir plata, como no le dieron se fue todo bravo, como si fuera obligación darle”, agregó el nieto del occiso.

Ante el reprochable comportamiento de esta persona, el hombre de 51 años se acercó y le hizo un reclamo. Fue entonces cuando se generó la riña que terminó en tragedia.

“Insultaron a mi nono y él les dio un golpe. De los tres muchachos uno se fue y quedaron los otros, que son primos, ellos sacaron cuchillos y afuera le pegaron una puñalada en el pecho cuando mi nono se cayó. Uno lo agarró para que el otro le diera cuchillo”, concluyó el familiar.

Como se recordará, Estupiñán Vargas fue trasladado hasta la Clínica Los Comuneros, en donde falleció. Uno de los agresores fue arrestado por la Policía, el otro huyó.

Audiencia

Al cierre de esta edición, el hombre capturado sería presentado en audiencia en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga. A la par, el CTI adelanta una investigación para dar con la captura del otro involucrado.

Lea también: Mototaxista perdió la vida en accidente de tránsito en Barrancabermeja

Habla la policía

Al respecto, el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general Manuel Vásquez, confirmó que el crimen obedece a un caso más de intolerancia social. No obstante, entregó otra versión, la cual también es estudiada por los investigadores.

“Estaban dos grupos de personas consumiendo bebidas embriagantes, en el grupo donde estaba la víctima había una mujer y desde la otra mesa le enviaban miradas y mensajes. Eso se tomó como un irrespeto, hubo un reclamo y a partir de eso inició la riña que terminó en la muerte de esta persona, que no es un delincuente, sino una persona que departía”, aseguró el alto uniformado.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.