Lunes 30 de Julio de 2018 - 04:48 PM

Investigan si desvío de quebrada o humedal artificial incidieron en avalancha en San Gil

El gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, afirmó a Vanguardia.com que espera la entrega de una investigación que adelanta la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, sobre el tema.

Comparta este artículo ›

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Paseo del Mango fue el barrio más afectado, en cierta parte, por las aguas que colapsaron en la parte alta de la vereda Los Pozos.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

Además de las fuertes precipitaciones que ocurrieron el jueves pasado en San Gil, lugar donde cayeron hasta 97 milímetros de agua en cerca de cuatro horas, autoridades ambientales y gubernamentales indagan qué otros hechos posiblemente generaron parte de la tragedia.

De acuerdo con Juan Gabriel Álvarez García, director de la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, en la parte alta de la vereda Los Pozos “encontramos un reservorio de agua que se llenaba a través de un desvío que se le hizo al cauce de una quebrada”.

Lea también: Ayude a San Gil, apoye al turismo

Lo que se estima es que, en el momento de las lluvias, el reservorio “colapsó y empezó a derramarse el líquido, bajó y ocasionó el desastre en el barrio Paseo del Mango”.

Desde el viernes pasado, añadió Álvarez García, se iniciaron los estudios con técnicos de la CAS. En la actualidad se verifica si esta desviación contaba con el permiso de la autoridad ambiental. 

“No puedo decir que esa fue la causa de la avalancha, hubo más cosas, pero igual adelantamos una investigación. Las recomendaciones que hizo la CAS fue sellar esa ocupación, y seguir adelante con el estudio”.

El Gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, aseguró este lunes que se hizo una inspección en la zona a pie y en sobrevuelo para evaluar la situación.

“La CAS deberá entregarnos un diagnóstico de lo que ocurrió en la parte alta con unas correntías. Allí también se dan actividades agropecuarias que pueden dar cuenta y uso de jagüeyes (pozos). Hay que ver qué se hizo, si hay algún tipo de represamiento que generó el colapso del agua. Todo es materia de análisis”.

Las dos autoridades afirmaron que no podrán dar el informe detallado del hecho hasta que terminen de recopilar toda la información.

Paseo del Mango fue uno de los cuatro barrios más afectados en San Gil. Allí, la avalancha taponó por completo las vías con el material de arrastre, dañó las pertenencias de algunas familias, y hasta comerciantes perdieron mercancías por la humedad.  En la actualidad el barrio se encuentra recuperado, en su totalidad.

Le puede interesar: Hay ‘Alerta Roja’ por crecidas de diez ríos en seis municipios de Santander

Habla el propietario del reservorio

Según el informe preliminar de la CAS, dicho reservorio de agua se encuentra en el predio los Ejidos que pertenece a Roberto Valenzuela.

De acuerdo con el documento, “durante el recorrido (de la CAS) en el predio se evidenció la existencia de una cámara de derivación del caudal en forma de ‘Y’, el cual realiza la canalización y conducción de las aguas generadas por el exceso del caudal en la quebrada los Ejidos y las producidas por aguas lluvias”.

Roberto Valenzuela, en diálogo con Vanguardia.com, explicó que hace más de 20 años se creó un pozo en el predio que está a su nombre y que comparte con su familia.

De la quebrada Las Ánimas “se hizo un canal para que, cuando bajara fuerte el agua, se desviara un poco al depósito”. Sin embargo, asegura este ganadero, este mecanismo nunca funcionó porque se presentaron filtraciones.

Vea también: Las imágenes de la emergencia por lluvias en San Gil

“Es mentira que digan que se haya desbordado (el pozo) porque eso no pasó. Eso está inservible”, precisó.

Según el ganadero, dichas aguas tendrían que bajar no al barrio Paseo del Mango sino al barrio Rojas Pinilla, uno de los sectores también afectados.

Al otro lado del predio, indicó Valenzuela, “donamos un terreno a la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de San Gil, Acuasan. En ese lugar ellos botaban chorros o sobrantes de agua. Ese líquido permanece en ese potrero”.

“Hace como 10 años les dijimos que las aguas estaban convirtiendo eso en un humedal. De esto tengo oficios y pruebas. Con el tiempo se fue aflojando la tierra. Lo que pasó es que llovió duro y todo se fue abajo al barrio Paseo del Mango”.

A su vez el dueño del lote aseguró que, para aclarar la situación y evitar que “me sigan echando la culpa, voy a buscar abogados y voy a irme con un experto técnico para desvirtuar esa información”.

¿Y la versión de Acuasan?

De acuerdo con la oficina de comunicaciones de la empresa, hasta que no se tenga un resultado de estudios plenos del caso no darán declaraciones “a la ligera”.

En el momento aseguraron que inspeccionan el terreno con expertos, para determinar la verdadera causa.

Publicidad
Publicada por: MARÍA ALEJANDRA MORALES M.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.