Miércoles 08 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Choque de motos en Santander dejó un muerto y un herido

Justo cuando Julio Quesada Pérez, un agricultor y comerciante de tabaco, se trasladaba desde el municipio de Piedecuesta hasta su finca en la Mesa de los Santos, se vio involucrado en un accidente de tránsito que le arrebató la vida. Otra persona resultó herida en estos hechos.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Agentes de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Bucaramanga realizaron el levantamiento del cadáver.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

La tragedia vial sucedió a las 5:20 p.m. del pasado lunes, en el kilómetro 4 del mencionado corredor vial, sobre el sector conocido como ‘La Cueva de La Pisca’, antes del Peaje de La Mesa.

Allí, según la Policía, el conductor de 59 años se movilizaba al mando de una moto Yamaha XTZ 125, de placas NKN-37D, cuando al llegar a una curva intentó adelantar a un bus intermunicipal adscrito a la empresa La Culona, sin percatarse de que en sentido contrario venía otro motociclista a bordo de una Yamaha Cripton, de matrícula GFJ-92C

La colisión fue inevitable. Quesada Pérez quedó tendido en el asfalto gravemente herido.

A los pocos minutos, llegó una ambulancia de la Concesión Vial Mesa de Los Santos para brindarles primeros auxilios.

No obstante, según denunciaron miembros del Comité Cívico Prodesarrollo de la Mesa de Los Santos, Compromesa, fue necesario esperar media hora a que llegara otra ambulancia con personal capacitado para atenderlo y trasladarlo hasta la Clínica Piedecuesta, a donde Julio Quesada Pérez llegó sin vida.

Por su parte, el conductor de la otra moto sufrió contusiones en su rodilla y en su mano izquierda.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.