Sábado 11 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Hombre es acusado de drogar a su pareja para luego abusarla en Bucaramanga

Jorge Antonio Suárez Páez fue enviado a la cárcel bajo medida de aseguramiento. Es investigado por un grave caso de acceso carnal con persona puesta en incapacidad de resistir.

Comparta este artículo ›

SUMINISTRADA/VANGUARDIA LIBERAL
Hombre es acusado de drogar a su pareja para luego abusarla en Bucaramanga
(Foto: SUMINISTRADA/VANGUARDIA LIBERAL)

Una sucesión de maltratos físicos, abusos y amenazas a los que, según la Fiscalía, Jorge Antonio Suárez Páez sometía a su compañera sentimental, acabaron el pasado jueves luego de que un Juez de Control de Garantías le dictó medida de aseguramiento intramural.

Lea además: A prisión fueron enviados dos peligrosos sicarios

De acuerdo con las autoridades, todo comenzó desde hace un par de años, cuando una ciudadana bumanguesa, cansada de los maltratos de los que era víctima a manos de su pareja, decidió interponer una denuncia por violencia intrafamiliar.

En este proceso, Jorge Antonio, de oficio conductor, fue capturado, pero tras varias audiencias, recuperó su libertad.

Pese a la denuncia, este hombre siguió con los maltratos hacia su compañera sentimental, incluso aumentaron.

El abuso sexual

El hecho más grave se presentó en febrero del año pasado, cuando el hoy procesado llegó a un inmueble en el norte de Bucaramanga en el que residía la mujer y sus 4 hijos.

Allí, luego de discutir, el sujeto le dijo a la mujer que salieran de la casa a tomarse algo en un establecimiento. Ante la invitación, la afectada aceptó, desconociendo las intenciones que había detrás.

Todo parece indicar que esa noche, Suárez Páez le echó unos fármacos en la bebida, con el único propósito de ponerla en estado de indefensión, para posteriormente abusarla sexualmente y hasta tomarle fotografías.

Una vez la mujer recobró la conciencia, entabló una nueva denuncia ante el Centro de Atención de Víctimas de Violencia Sexual, Caivas, de la Fiscalía. Desde entonces, se inició una investigación que se prolongó por varios meses, hasta que recopilaron todas las pruebas en contra del acusado.

Finalmente, esta persona fue capturada el pasado miércoles por investigadores del CTI en la calle 33 con carrera 15 de Bucaramanga, mediante una orden judicial.

El ente acusador le imputó cargos por acceso carnal con persona puesta en incapacidad de resistir, a los cuales no se allanó. No obstante, el juez determinó que era un peligro para la víctima, por el alto riesgo de feminicidio, teniendo en cuenta las constantes amenazas que fueron denunciadas por ella en múltiples oportunidades.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.