Martes 21 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Tres tiros acabaron con la vida de un joven en Estoraques

El cuerpo de la víctima quedó tendido boca arriba en una zona verde de la esquina donde comienza este barrio, ubicado en el occidente de Bucaramanga. El crimen habría ocurrido sobre las 11:30 de la noche del domingo.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Aún no es claro cómo ocurrió el homicidio porque no se conocen testigos y en la zona no hay cámaras de seguridad.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Aumenta la lista de muertos en el barrio Estoraques de Bucaramanga. Según las autoridades, esto sería a causa de la violencia que se estaría desatando en el sector por los intereses que persiguen las estructuras dedicadas al microtráfico.

Lea además: Pensionado del Ejército murió en Bucaramanga, víctima de bala perdida

Esta vez la víctima fatal fue identificada como Carlos Daniel Vanegas, de tan solo 21 años de edad, reconocido con el alias de ‘Bisturí’.

Familiares del joven, quienes cumplían ayer con las diligencias de la reclamación del cuerpo ante el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, afirmaron que no saben por qué, ni cómo ocurrieron los hechos.

Él nunca les había manifestado ser víctima de amenazas, mucho menos tener ‘cazada’ a muerte alguna pelea.

“Carlos acababa de comer, salió a fumarse supuestamente un cigarrillo y como a la media hora nos tocaron en la ventana y nos dijeron que en la esquina de la carrera 31W con calle 60 estaba muerto. Eso fue como a dos cuadras de la casa”, comentó Albeiro Vanegas, hermano del occiso.

Señaló que el joven registraba tres impactos por arma de fuego, uno en el brazo, otro en el tórax y uno más en el mentón.

“Mi tía sí escuchó los tiros, pero nunca se imagino que era él. Hemos tratado de averiguar, pero nadie sabe nada. No sabemos cuánto tiempo duró ahí tirado porque tenía lágrimas en la mejilla, se notaba que había llorado, quizá nadie lo ayudó”, dijo Vanegas.

Frente a este caso, la Policía aclaró que la investigación avanza de cara a un esclarecimiento en coordinación con la Fiscalía.

Uno tras otro

Sin duda la alerta en la zona se enciende, teniendo en cuenta que en menos de 24 horas se han registrado dos asesinatos. Jazmín García Bautista, de 49 años de edad, fue la primera víctima.

Su vida se cegó por una bala perdida, a raíz de un atentado que habrían perpetrado dos sujetos reconocidos como ‘Garfield y el ‘Mono Édgar’, en este mismo barrio, en su afán de tomar el control de la zona para la distribución de estupefacientes.

Las autoridades aseguraron que ‘Bisturí’ era amigo del hijo de la fallecida, identificado con el alias de ‘Memo’. Él actualmente enfrenta una medida de detención domiciliaria a 58 meses, por los delitos de hurto calificado y agravado y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

Ambos trabajaban para alias ‘El Chinche’, que era el encargado de controlar el tráfico de estupefacientes en la zona hasta antes de estar en prisión.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.