Martes 28 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Descartan manos criminales en el incendio del barrio Rosales en Floridablanca

La investigación que adelanta el CTI advierte que esta tragedia se pudo haber originado por una sobrecarga en el sistema eléctrico de la vivienda o por un aparente cortocircuito.

Comparta este artículo ›

M.V./VANGUARDIA LIBERAL
Decenas de arreglos florales fueron dejados a las afueras de la vivienda de la familia Salazar Salazar.
(Foto: M.V./VANGUARDIA LIBERAL)

Después de tres días de haberse presentado el incendio más grave en la historia reciente de Santander, que cobró la vida de cinco miembros de una misma familia en Floridablanca, las autoridades continúan adelantando una minuciosa investigación para esclarecer las causas que provocaron este lamentable caso.

Desde el mismo día que ocurrieron los hechos (el pasado viernes), expertos de la Fiscalía llevaron a cabo una inspección en la vivienda de la familia Salazar Salazar, ubicada en la calle 19 con carrera 11C del barrio Rosales. Allí se descartó que el incendio se hubiese generado por la explosión de un celular que estaba cargando, como se especulaba de forma preliminar.

Le puede interesar: Cientos de personas despidieron a la familia fallecida en un incendio de Floridablanca

Ayer, el Grupo de Explosivos e Incendios del CTI reveló a Vanguardia Liberal que no hubo manos criminales en la deflagración. Se determinó que esta tragedia fue producto de un accidente.

“De acuerdo al análisis que se dio a través de las marcas de fuego, se pudo establecer que no se utilizó ningún tipo de acelerante (gasolina o ACPM) para originar el fuego. De igual forma, no hubo la intervención de terceros. Se descarta totalmente que el incendio fuera provocado”, informó un funcionario que trabaja en el caso.

Según los investigadores, por ahora están a la espera de analizar varios informes de la Electrificadora de Santander para determinar o descartar si la emergencia fue producto de una sobrecarga de energía en el sistema eléctrico de la residencia. Tampoco se desecha la idea de un posible cortocircuito.

Fueron sepultados

En medio de una multitudinaria ceremonia religiosa, los cuerpos de José Antonio Salazar, de 81; su hija Luz Adriana Salazar; su yerno Sergio Carreño Plata, de 38; y los dos menores, de 3 y 8, fueron sepultados en el Parque Memorial Tierra Santa, en el Anillo Vial, el pasado domingo.

Betsy Pérez, allegada a las víctimas, informó que en la parroquia del barrio se adelanta desde ayer el novenario de esta familia.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.