Viernes 31 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Denuncian caso de una menor de edad abusada sexualmente en Bucaramanga

En hechos aislados, Policía y CTI capturaron a dos hombres acusados de cometer agresiones sexuales contra menores de edad en Bucaramanga y su área metropolitana.

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
La mayoría de las víctimas de agresiones sexuales tienen entre 10 y 14 años de edad.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

El panorama en materia de agresiones sexuales contra menores de edad en el departamento es alarmante.

Durante el primer semestre de este año habían sido instauradas en la Fiscalía, seccional Santander, un total de 232 denuncias por diversos delitos sexuales.

Le puede interesar: Ciudadano norteamericano falleció en pleno vuelo entre Bucaramanga y Bogotá

En la mayoría de las situaciones, aproximadamente el 80%, las víctimas fueron menores de edad y el victimario fue casi siempre una persona conocida, como un vecino, amigo o un familiar.

Tal es el caso de una denuncia instaurada esta semana en la Fiscalía por una madre de familia, quien aseguró que su hija, una niña de escasos 13 años de edad, fue violada por una persona allegada a la familia.

Este grave hecho, de acuerdo con la denunciante, se empezó a tejer a comienzos del pasado mes de marzo, cuando la progenitora, de 33 años, decidió iniciar una venta de comida a las afueras de un inmueble de la propiedad un amigo en el Bulevar Santander, en Bucaramanga.

“Él era una persona que conocía desde hace años, de entera confianza. Me dijo que me arrendaba una bodega, me prestaba la cocina en el segundo piso y que sacara una venta de comida a la calle. Yo acepté porque no tenía trabajo y necesitaba dinero”, relató la mamá de la afectada.

Tan pronto se puso en marcha el negocio, la mujer empezó a llevar a la niña de 13 años, la segunda de sus cuatro hijas, a la vivienda del hombre de 65 años para que la apoyara en los quehaceres.

De hecho, de acuerdo con la denuncia, esta fue la situación que aprovechó el señalado abusador para acercarse a la menor.

Lea también: Tenía detención domiciliaria en Cúcuta y fue capturado robando en Bucaramanga

“La niña por lo general en la tarde subía hasta el apartamento de él a lavar la loza, mientras yo atendía abajo. De seguro ahí él aprovechó para tocarla y someterla a todos esos vejámenes”, agregó la mujer.

Pese a que la menor oponía resistencia a tan aberrantes actos, el sujeto le decía que tenía que comportarse bien con él para que su mamá pudiera seguir laborando allí.

Todo parece indicar que los abusos se prolongaron hasta finales de junio pasado, cuando la menor empezó a presentar un grave cuadro de depresión. Sus familiares la internaron en un centro psiquiátrico.

“Estuvo hospitalizada, salió y siguió igual. Dijo que no quería volver a la casa de este hombre. Yo empecé a sospechar y le pregunté en varias ocasiones que si él le hacía algo. Siempre me lo negó”, señaló la progenitora.

Fue hasta el pasado fin de semana que la menor tuvo el valor de revelar todo lo ocurrido a sus familiares. De inmediato la madre instauró la denuncia por acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

“Ya la niña fue llevada a Medicina Legal. Un médico comprobó que había sido abusada. Mi hija era una niña alegre, servicial y le gusta salir a jugar baloncesto. Ahora no quiere salir, llora y se descompone. Le pido a las autoridades que por favor metan preso a este tipo”, concluyó la denunciante.

Vanguardia Liberal pudo corroborar que la Fiscalía ya adelanta una minuciosa investigación para esclarecer este caso.

Las capturas

Con el fin de combatir el accionar delictivo de los violadores, CTI y la Policía capturaron esta semana en el área metropolitana a dos hombres implicados en hechos de estas características.

El primer operativo se registró en el barrio Álvarez, en Bucaramanga. Allí fue arrestado un hombre de 39 años, quien es acusado de explotar sexualmente a dos hermanas mellizas, de 13 años de edad.

Vea también: Un vigilante fue la víctima del accidente en Centroabastos

Según el reporte de la Fiscalía, los hechos acaecieron hace cerca de un año, cuando el hoy procesado, vecino de las víctimas, manipuló a las menores y las obligó a tener relaciones sexuales a cambio de dinero.

De este encuentro una niña quedó embarazada, por lo que los padres de la víctima instauraron la denuncia en contra del vecino.

El ente acusador le imputó cargos por los delitos de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años y actos sexuales con menor de 14 años, a los cuales no se allanó. Pese a esto, un juez le dictó medida de aseguramiento intramural.

Por su parte, en el barrio Brisas del Manantial, en Floridablanca, la Fiscalía Cuarta Caivas y la Sijín capturaron a un hombre de 56 años. Esta persona es acusado de agredir a cuatro menores de edad, de 8, 9,11 y 13 años.

Los hechos, según las autoridades, se registraron en noviembre del 2014. Para la época, el detenido inició una relación sentimental con la abuela de los niños. Dado que este individuo vivía en la misma residencia, procedió a realizar tocamientos y abusar de los menores.

Para que los afectados no contaran nada de lo ocurrido a sus padres, el acusado les regalaba dinero. Este individuo fue enviado a la Cárcel Modelo.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.