Sábado 08 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Trabajador de la morgue recibió el cadáver de su hijo asesinado en Bucaramanga

Omar Barrios lleva más de 40 años trabajando en la morgue del Hospital Universitario de Santander, HUS.

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Jhon Jairo Barrios Amado fue apuñalado por la espalda por un consumidor de alucinógenos y llegó sin signos vitales al Hospital Universitario.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Ayer en la madrugada, según sus familiares, le tocó afrontar el episodio más doloroso en su trayectoria en este centro médico cuando se acercó a ver un cadáver que acababan de bajar del área de urgencias y del cual el CTI de la Fiscalía realizaba el respectivo levantamiento.

Se trataba del cuerpo de Jhon Jairo Barrios Amado, de 30 años de edad, el segundo de sus cuatro hijos, quien minutos antes había sido asesinado.

El crimen, según conoció esta redacción, se registró a eso de las 11:00 de la noche del pasado jueves, en la carrera 14 con calle 45 del barrio Chorreras de Don Juan en el Centro de Bucaramanga.

Lea también: Hallan cadáver de un hombre en una quebrada de Bucaramanga

De acuerdo con las versiones entregadas por familiares, Barrios Amado fue apuñalado por la espalda por un consumidor de alucinógenos con quien al parecer tenía una serie de problemas personales.

“Él llegó apuñalado en varias oportunidades a la casa y me decía que era un tipo que cuando se drogaba lo atacaba, tenían como problemas, pero no sé por qué. Nunca quiso denunciarlo en la Fiscalía”, manifestó Raquel Amado, madre de la víctima.

Tras la agresión, el hombre de 30 años fue llevado en una patrulla de la Policía al HUS, a donde llegó sin signos vitales. Su verdugo se dio a la fuga.

No olvide leer: ‘Los Lobos’ fueron enviados a la cárcel

“Él (Omar Barrios) se enteró como a las 2:00 a.m. cuando hacían el levantamiento se enteró que era su hijo. Ninguno de nosotros sabíamos que lo habían herido. Pido que por favor se haga justicia y que no quede impune esa muerte”, agregó la progenitora.

Del fallecido se conoció que trabajaba junto a su padre en asuntos funerarios y residía en el barrio Los Ángeles, en el norte de la ciudad, pero frecuentaba constantemente el sector en donde fue agredido.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN JUDICIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.