Domingo 12 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Informe especial: ¿Cómo van los ‘Pilos’ en la UNAB?

Hasta la fecha en la Universidad Autónoma de Bucaramanga hay 1.562 estudiantes del programa “Ser Pilo Paga”, una iniciativa del Gobierno Nacional que fue lanzada en 2014, con el fin de brindarles el acceso a la educación superior a cerca de 40 mil jóvenes de escasos recursos que tengan excelentes resultados académicos.

Comparta este artículo ›

Ser pilo / Imagen suministrada
(Foto: Ser pilo / Imagen suministrada)

En 2014 el Gobierno Nacional, en cabeza del presidente de la República Juan Manuel Santos, lanzó el programa “Ser Pilo Pago” (SPP) con el fin de brindarles el acceso a la educación superior a cerca de 40 mil jóvenes de escasos recursos que tengan excelentes resultados académicos.

Hasta 2017 se habían adjudicado 31.971 cupos para Pilos de 990 municipios de todo el país. En la Universidad Autónoma de Bucaramanga, hasta la fecha hay 1.562 estudiantes de Ser Pilo Paga, que han ingresado así:

Según datos del Ministerio de Educación, con la cuarta convocatoria que se realizó este año se completó la meta trazada inicialmente de 40 mil beneficiarios del programa SPP. Además, incrementó la probabilidad de que un joven de bajos recursos económicos acceda a la educación superior, pasando de 36% a 69%. Del total de los beneficiados del programa, 75% proviene de colegios oficiales y 1.784 del total son víctimas del conflicto armado.

Los ‘Pilos’ pueden acceder a cualquiera de las 47 instituciones acreditadas que hacen parte del programa, para cursar la carrera que cada uno eligiera. Los requisitos para ser beneficiado son

  • Ser colombiano.
  • Tener un puntaje igual o superior  en la Prueba Saber 11 según la convocatoria: Ser Pilo Paga 1 (310); Ser Pilo Paga 2; (318); Ser Pilo Paga 3 (342).
  • Haber cursado y aprobado grado 11 en el año de apertura de la convocatoria (aplica solo para SPP 2 y SPP 3).
  • Estar registrado en el Sisbén.

Luego de ser aceptado en la Universidad, el Gobierno le otorga al estudiante un crédito condonable que cubre el 100 % del valor de la matrícula de la totalidad de su programa académico y le brinda un apoyo de sostenimiento durante todo el periodo de estudios.

Al iniciar sus estudios y durante todo el proceso el ‘Pilo’ debe mantener un promedio acumulado, igual o superior, al exigido por la Institución de Educación Superior (IES), respetando la autonomía universitaria. Desde la tercera convocatoria de SPP se implementó en el reglamento operativo que, en caso que la IES no tenga un promedio establecido, los beneficiarios no puede tener un promedio inferior a 3.0 durante dos periodos consecutivos.

Los créditos adjudicados serán condonados una vez se cumplan en su totalidad con el procedimiento en un periodo no superior a 2 años contados a partir de la terminación de materias. Para ello el beneficiario deberá entregar al ICETEX la certificación del título del programa para el cual le fue adjudicado el crédito.

Es también muy importante que el estudiante tenga en cuenta que debe graduarse en el tiempo de duración que tenga su programa, es decir en 4 años si la carrera es de 8 semestres o 5 años si la carrera dura 10 semestres. De lo contrario, perdería el beneficio, pues el ICETEX desembolsará cada pago y cumplido los semestres, empezará a contar el tiempo para hacer condonable o no el crédito. Por ello lo ideal es que los jóvenes se conviertan en profesionales en el tiempo estipulado por su Universidad.

Ante casos especiales de estudiantes que se desnivelan considerablemente en su programa de formación, la Universidad ha evaluado sus situaciones con el objetivo de poder brindarles una ayuda oportuna y que no pierda sus beneficios.

Ha sucedido que con los ‘Pilos’ 1 y 2, a quienes en su Reglamento Operativo no tienen restricción de promedio ni de nivel, y justamente presentan desnivel en periodos académicos por la pérdida de varias materias, se les ha exigido:

  • No perder materias.
  • No cancelar materias.
  • Tener un acompañamiento total con Bienestar Universitario y la coordinación del programa académico al cual pertenece.

Con el fin de que los estudiantes se puedan graduar satisfactoriamente, en el momento de las renovaciones para su ingreso al segundo semestre académico del presente año (II-2018), se hizo una nueva revisión sobre las asignaturas perdidas de los ‘Pilos’, por lo cual se rechazaron 114 solicitudes, y que seguidamente tuvieron el siguiente acompañamiento:

1. Los estudiantes fueron remitidos a Bienestar Universitario para recibir un concepto sobre los motivos del bajo rendimiento académico, solicitudes que fueron renovadas posteriormente con los requisitos mencionados anteriormente.

2. Casos críticos se marcaron 37. Son estudiantes desnivelados con muy bajo rendimiento (pérdida de más del 50 % de las asignaturas del semestre)

A estos jóvenes se les solicitó acompañamiento de la persona que firmó las garantías como codeudor para enterarlos de la situación y buscar soluciones que les permita concluir su proyecto académico. Después de hablar con sus codeudores, adicional a todo el acompañamiento que se les ha brindado y que se ha descrito en este informe, se llegaron a estos acuerdos:

- Se autoriza renovar a 25 estudiantes con la claridad de que deben realizar un plan presupuestal, que sea asequible para ellos y que les permita, con recursos propios, buscar cómo se nivelan y terminan su carrera sin perder el atributo de beca.

- Los padres de 3 estudiantes decidieron aplazar este 2018-1 y cancelar con recursos propios.

- 9 estudiantes rechazados no se han autorizado ya que no se ha tenido ninguna respuesta por parte de ellos.

Los estudiantes desnivelados que en el primer semestre de este año (2018-1) no presentaron pérdida de materias se les realizaron renovaciones por el cumplimiento de los requisitos exigidos.

Estas son las cifras de los ‘Pilos’ que han ingresado a la universidad y su estado actual.

*Doble ID y doble programa: estudiantes que han quedado por fuera de la Universidad una vez y han ingresado nuevamente a un programa diferente.

*Un solo programa y un ID: estudiantes que ingresaron a un programa de la Universidad y se mantienen en el mismo.

*Un solo programa y dos ID: estudiantes que han quedado por fuera de la Universidad una vez y han ingresado nuevamente al mismo programa.

*Un solo programa y tres ID: estudiantes que han quedado por fuera de la Universidad dos veces y han ingresado nuevamente a un programa diferente.

Ante estos casos, el vicerrector administrativo y financiero de la UNAB, Gilberto Ramírez Valbuena, ha manifiesta lo siguiente:

La Universidad, en los últimos cuatro años, ha recibido 1.565 “Pilos” distribuidos en los distintos programas. El compromiso del Icetex es girarles, según el programa, ocho pagos (ocho semestres) o diez pagos (diez semestres). El Icetex en estos cuatro años ha sido bastante elástico con los estudiantes, les ha permitido cancelar materias y les ha permitido perder materias, no les exige promedio.

Si bien la Universidad ha venido recibiendo los giros por los estudiantes, somos conscientes de que esos estudiantes que han perdido muchas materias tienen deficiencias de formación en matemáticas, español, ciencias básicas, inglés, por eso se les ha ofrecido, sin ningún costo adicional, cursos académicos de nivelación.

Han transcurrido cuatro años y hemos encontrado que algunos estudiantes, afortunadamente muy pocos, están tan atrasados que, a pesar de haber estado matriculados con sus pagos al día, han logrado aprobar solo materias equivalentes al primer semestre, es decir, llevan cinco semestres de desfase. Hay otros casos en los que llevan tres semestres de desfase y algunos con pérdidas de pocas materias. Estos estudiantes han sido llamados y citados por la Universidad para hablarles sobre su situación y alertarlos sobre el riesgo al que están expuestos.

Hay que tener muy claro que el compromiso del Icetex es girarle las 8 o 10 matrículas, según su programa de formación, pero cuando ellos cumplan el último pago que equivale a su último semestre, y el estudiante no recibe su grado con esa cuota, perderá el beneficio del crédito condonable por el 100 %. Esa es la mayor preocupación porque serán ellos quienes deberán, por sus propios recursos, conseguir el dinero necesario para adelantar las materias o los semestres que tengan atrasados o que les falten para recibir el título. Como sabemos, estos son muchachos de estrato 1 y 2, de bajos recursos, que también han expresado su preocupación por ese tema, que a pesar de tener conocimiento sobre estas condiciones desde un inicio, porque está escrito en el reglamento del Icetex, hoy viven esta situación y están muy angustiados.

Nosotros les hemos brindado todo el apoyo. La Universidad ha estado muy pendiente de ellos, les ha hecho los cursos de nivelación, de habilitación y de actualización. Un mínimo porcentaje sí está en una situación muy difícil, otros por el contrario, aunque tienen dificultades grandes, todavía tienen la posibilidad de retomar y examinar con tiempo cómo podría terminar sus estudios si el crédito ya no existe para ellos.

De nuestra parte los hemos invitado a hagan planes de un proceso de recuperación para proyectar y que sean conscientes que su situación los lleva a tener que conseguir recursos propios en algún momento. Por supuesto queremos que los Pilos que están en la UNAB se gradúen, que cumplan con su objetivo y obtengan el título por el que tanto han trabajo, pero para llegar hasta allí necesitan de disciplina, rigurosidad y responsabilidad, y eso es lo que algunos, muy pocos, les ha hecho falta. Queremos que aprovechen todo el apoyo y el acompañamiento que les ofrece la UNAB. Aquí estamos dispuestos, desde lo que esté a nuestro alcance, a ayudarlos a ser unos grandes profesionales. 

Publicidad
Publicada por: Dirección de Comunicación Organizacional UNAB