Jueves 17 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

En vilo la cumbre Estados Unidos y Corea del Norte

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, agradeció ayer al ministro de Relaciones Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan, su disposición para acoger la cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Comparta este artículo ›

Afp/VANGUARDIA LIBERAL
La cumbre entre Kim y Trump está prevista para el próximo 12 de junio en Singapur, considerado como territorio neutral.
(Foto: Afp/VANGUARDIA LIBERAL )

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo ayer que Corea del Norte no ha notificado formalmente a su Gobierno sobre la posibilidad de que se cancele la cumbre prevista para el 12 de junio con Kim Jong-un, y afirmó que planea insistir en la desnuclearización si finalmente se produce la cita.

“No hay ninguna decisión. No nos han notificado en absoluto, tendremos que ver. No hemos visto nada, no hemos oído nada. Veremos lo que ocurre” con la cumbre, dijo Trump en declaraciones a periodistas al recibir en la Casa Blanca a su homólogo uzbeco, Shavkat Mirziyóyev.

Preguntado por si planea insistir en la desnuclearización de Corea del Norte en su reunión con Kim, Trump respondió: “Sí”.

Ante la pregunta de si cree que las amenazas de Corea del Norte de cancelar la reunión pueden tomarse en serio, Trump se limitó a contestar: “Veremos lo que ocurre”.

Unas horas antes, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, había asegurado estar “esperanzada” de que la histórica cumbre entre Trump y Kim, prevista para el 12 de junio en Singapur, aún pueda producirse.

“Todavía estamos esperanzados de que el encuentro tendrá lugar y seguiremos ese camino”, afirmó Sanders en una entrevista en la cadena Fox.

“Estamos listos para reunirnos, y si eso ocurre, está bien, pero si no, veremos lo que ocurre. Si no, continuaremos nuestra campaña de máxima presión”, agregó.

Corea del Norte suspendió el pasado martes una reunión de alto nivel con Corea del Sur y ha amenazado con cancelar la cumbre con Trump debido a los ejercicios militares programados por Washington y Seúl, según informó la agencia surcoreana Yonhap, que cita a la agencia oficial norcoreana KCNA.

Anuncio de Corea

“Si EE.UU. está tratando de arrinconarnos para forzar nuestro abandono nuclear de manera unilateral, ya no estaremos interesados en el diálogo y tan solo podemos reconsiderar nuestra predisposición de cara a la cumbre”, indicó el vicecanciller norcoreano, Kim Kye-gwan, en una nota publicada ayer por la agencia estatal KCNA.

Redefinen términos del debate

Los analistas creen que ahora Pyongyang busca redefinir los términos del debate.

“Es una táctica diplomática”, explicó a la AFP Kim Hyun-wook, profesor en la Academia Nacional Diplomática de Corea, que estimó que esta estrategia es una “política de riesgo calculado”.

“Parece que Kim Jong Un fue empujado a aceptar las demandas estadounidenses de ‘la desnuclearización primero’, pero ahora está tratando de cambiar su posición después de haber normalizado las relaciones entre Corea del Norte y China y de haberse asegurado ayuda económica”, agregó.

“La clásica diplomacia de la cuerda floja entre Estados Unidos y China ha comenzado”, dijo el experto.

Para Joshua Pollack, del estadounidense Instituto Middlebury de Estudios Internacionales, Pyongyang fue irritado por el “tono triunfalista”.

Publicidad
Publicada por: RESUMEN AGENCIAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.