Miércoles 13 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Trump habló del considerable arsenal del líder norcoreano

El presidente de EE.UU. ofreció garantías de seguridad a la República Popular Democrática de Corea, mientras que Kim Jong-un se comprometió a suspender las pruebas con misiles.

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Ambos dirigentes firmaron una declaración en la que se comprometieron a desarrollar nuevas relaciones para “la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad”.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )

Tras su cumbre con Kim Jong-un, Donald Trump se atrevió a hablar de la “total desnuclearización” del régimen y calificó el arsenal norcoreano de “considerable”. La realidad es que se desconoce casi todo sobre el verdadero alcance de los programas armamentísticos de Pyongyang.

En el histórico encuentro, el presidente de EE.UU. y el líder norcoreano firmaron un acuerdo que incluye el propósito de desnuclearización de Corea del Norte pero no establece ni términos ni plazos de ningún tipo.

El propio Trump aseguró que Washington tiene “muy buenos datos de inteligencia (sobre el arsenal norcoreano), aunque reconoció que probablemente mucho menos que sobre cualquier otro país.

La inteligencia estadounidense desconoce efectivamente muchos detalles sobre el programa nuclear y de misiles norcoreano, y especialmente en lo que se refiere a la existencia de silos de misiles o al número de bombas que Pyongyang ha fabricado o podría fabricar.

Un informe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EE.UU. de 2017 da una estimación aproximada afirmando que Corea del Norte podría tener suficiente material como para manufacturar unas 60 bombas nucleares.

Sin embargo, se desconoce cuántas exactamente podrían haber sido ensambladas y si en realidad pueden ser disparadas como cabezas de los misiles balísticos norcoreanos. Tampoco se sabe dónde y cómo almacena Corea del Norte los mencionados proyectiles.

Plazos y requisitos

Trump aseguró también en su rueda de prensa en Singapur que “los plazos (para el desmantelamiento) irán deprisa”, aunque al mismo tiempo afirmó que el desarme “llevará mucho tiempo”.

Como requisito inmediato Trump propone destruir el arsenal de bombas y material fisible, suspender pruebas nucleares y de misiles (a lo cual el régimen de Corea del Norte ya se ha comprometido), prohibir a Pyongyang las exportaciones de tecnología atómica y cerrar “ipso facto” una serie de instalaciones, muchas de ellas en el centro de investigación de Yongbyon.

Yongbyon es un enorme complejo de más de 600 edificios situado a unos 80 kilómetros al norte de Pyongyang y es una pieza clave para la obtención de combustible y su reprocesamiento.

Trump también mencionó que Kim se ha comprometido a destruir un “centro de pruebas para motores” de misiles balísticos, aunque esto tampoco quedó reflejado en la declaración conjunta y el presidente de EE.UU. no aportó más detalles al respecto.

Paso significativo

La Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO) calificó ayer la cumbre de Singapur entre los líderes de EE.UU. y Corea del Norte como “un paso realmente significativo hacia la paz y estabilidad internacional”.

“Espero que la cumbre de hoy (ayer) (entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un) nos dará la base para avanzar hacia una desnuclearización verificable de la península coreana”, dijo el secretario ejecutivo del CTBTO, Lassina Zerbo, en un comunicado emitido en Viena.

La CTBTO es un organismo autónomo de la ONU, con sede en la capital austríaca, que controla con una red global de estaciones de medición que ningún país realice pruebas nucleares.

En el caso de Corea del Norte, los expertos del CTBTO detectaron y confirmaron en cuestión de minutos las seis pruebas realizadas en ese país desde 2006.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.