Martes 28 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

¿Por qué Estados Unidos llora a John McCain?

Quería que lo recordarán como “un hombre que sirvió a su patria” y así fue. Murió uno de los políticos republicanos más influyentes en la historia de Estados Unidos, durante más de tres décadas.

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Los estadounidenses y la clase política norteamericana honran la memoria de un líder singular y un héroe nacional que dedicó su vida a servir a su país como militar naval y político.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
El veterano, tanto del Ejército como de la política, era una figura controvertida dentro y fuera de su partido, lo cual lo llevó a ser uno de los senadores más respetados dentro del Capitolio. Será enterrado este domingo en la Academia Naval de Annapolis.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)

Él mismo había revelado en 2015 cual sería el epitafio que le gustaría tener sobre su tumba: “Sirvió a su país”.

Este es un último y gran mensaje que define a la perfección lo que fue la vida y obra de John McCain, fallecido el pasado 25 de agosto a los 81 años de edad.

Lea también: Donald Trump anuncia renegociación del TLC con México

Un cáncer cerebral le ganó la batalla más decisiva a este héroe de guerra condecorado, y una de las figuras emblemáticas del Partido Republicano en Estados Unidos, de los últimos 35 años.

Todo un país lo llora, y rinde tributo al senador del estado de Arizona, de profundas convicciones que lo hicieron transcender dentro de su propio partido por cultivar una imagen de republicano centrista, que fue más allá de las divisiones partidistas, para aliarse y buscar consensos con los demócratas con tal de defender con vehemencia lo que consideraba correcto.

Precisamente, esta posición hizo que McCain se distanciara del ala más radical de los republicanos, que hoy encabeza el propio presidente Donald Trump, con quien mantenía una pública enemistad que se acentuó con la llegada de este último a la Casa Blanca.

Le cuestiona a Trump su política de “Primero Estados Unidos” que despreciaba a los aliados y se acercaba a rivales como el presidente ruso Vladimir Putin.

Tal era la animadversión, correspondida por el actual mandatario estadounidense, que el senador republicano pidió expresamente como último deseo que Trump no participara de su funeral.

En opinión de Fernando Cvitanic, analista internacional de la Universidad de La Sabana en Bogotá, su posición crítica frente al actual presidente, enalteció las cualidades políticas y humanas de McCain porque, pese a pertenecer al mismo partido, “él privilegiaba las ideas antes que a las personas”.

Andrés Mejía, analista político, destaca en ese sentido que la derecha de Estados Unidos ha sufrido una fractura por el fenómeno Trump, que ha profundizado las diferencias ideológicas al seno del partido Republicano.

Su especialidad, agrega, era la geopolítica internacional que le permitió cultivar amistades con líderes alrededor del mundo, y recordó que salió derrotado por Barack Obama en las Presidenciales de 2008, tras haber cometido un error, que él mismo admitiría, elegir como su fórmula vicepresidencial a la ultraconservadora cristiana Sarah Palin, lo que paradójicamente allanaría el camino para el ascenso de Trump.

Vea también: McCain es recordado por esfuerzo en favor de la reforma migratoria

No hay lugar a dudas de que John McCain quedará en la memoria como uno de los senadores más influyentes de Estados Unidos, como él bien lo dijo a manera de despedida en mayo pasado: “Creo que me gané un pequeño rincón en la historia de América y de mi tiempo”.

“Halcón” de vieja guardia

Cristian Rojas, director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, considera que John McCain es lo que en Estados Unidos llaman “Los Halcones”, que suelen estar en el Partido Republicano y representan la política exterior dura del país, es decir “que el país tenga un papel de fuerza en el mundo, que intervenga en distintos escenarios complejos como Oriente Medio”.

Lo describe como un exponente del republicanismo norteamericano que representa el establishment o la vieja guardia del partido, y, dice, “Trump viene apoyado por la derecha alternativa y no la tradicional; han chocado por su politica exterior y ese choque ha definido el perfil de McCain en los últimos años”, explica Rojas.

A su juicio, su muerte representa de alguna manera que habrá nuevos “relevos generacionales”, como el senador Marco Rubio, “quien podría ser una especie de reemplazo de McCain porque ha tomado mucha fuerza en la política exterior de Estados Unidos”.

Publicidad
Publicada por: ÁNGELA CASTRO ARIZA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.