Domingo 04 de Junio de 2017 - 12:01 AM

La ciencia, tecnología e innovación se toma Santander

28 jóvenes investigadores santandereanos revelan adelantos y logros de sus proyectos realizados en distintas áreas del conocimiento y enfocados a generar un impacto positivo en el desarrollo científico de la región.

Comparta este artículo ›

Suministrada UIS / VANGUARDIA LIBERAL
Análisis de la capacidad antioxidante de los aceites esenciales en el Laboratorio Marie Curie del Cenivam en la UIS.
(Foto: Suministrada UIS / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada UIS / VANGUARDIA LIBERAL
Adelanto en la investigación del cultivo in-vitro de la Lippia origanoides.
(Foto: Suministrada UIS / VANGUARDIA LIBERAL)

En la Cumbre de Jóvenes Embajadores ConCiencia se dieron a conocer los 28 proyectos de investigación liderados por los estudiantes y egresados de colegios y universidades de la región, quienes fueron homenajeados por su labor, su aporte al desarrollo de la ciencia y por el alto impacto de sus iniciativas investigativas.

Estos 28 jóvenes investigadores vinculados al Programa Generación ConCiencia-GEN, hacen parte del Programa Ondas de Colciencias, y cuentan con el respaldo del Departamento de Santander y la Universidad Autónoma de Bucaramanga-UNAB.

A continuación se dan a conocer algunos proyectos significativos de este numeroso grupo de jóvenes talentosos, que se destacan en el mundo de la ciencia y la investigación.

Extracción de aceites esenciales

Andrés Fernando Ramírez Quintero, Ingeniero Químico de la Universidad Industrial de Santander, UIS, trabaja en el proyecto denominado ‘Evaluación de la capacidad antioxidante del aceite esencial de Cymbopogon martinii’, con el apoyo del Centro Nacional de Investigaciones para la Agroindustrialización de Especies Vegetales Aromáticas y Medicinales Tropicales, Cenivam, de la UIS.

“Trabajamos con plantas medicinales y aromáticas, mi trabajo es orientado principalmente a una especie que se llama Cymbopogon Martinii, se conoce como Palma Rosa, y fue orientada a la obtención de aceites esenciales y extractos. Ahora estoy presentando aquí en la feria un trabajo sobre la capacidad antioxidante para prevenir la degradación producida por el aire a diferentes productos, a alimentos, industria farmacéutica e industria cosmética”, explicó Andrés Ramírez, haciendo alusión a los aceites que se pueden adquirir de esta planta y de los beneficios para la salud que se logran con sus componentes, teniendo en cuenta que según los resultados de los estudios, estos aceites esenciales son hasta 6 veces más antioxidantes que los usados convencionalmente.

Luchando contra la leucemia

La Leucemia es el tipo de cáncer con mayor incidencia en niños y representa el 35% de los diagnósticos oncológicos pediátricos, según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud. En Santander, un grupo de investigadores está uniendo esfuerzos por contrarrestar estas cifras.

Zareth Juliana Rodríguez Morales es egresada de la Facultad de Bacteriología y Laboratorio Clínico de la Universidad de Santander, Udes, ella lidera el proyecto ‘Efecto antiproliferativo de terpenos naturales derivados de Lippia alba sobre tres linajes leucémicos’, una investigación desarrollada en colaboración con la científica rusa Elena Stashenko, directora del Cenivam de la UIS, y los investigadores José Arteaga de la UIS, y Sandra Milena Leal y Liliana Torcoroma García de la Udes.

“Estamos trabajando con la planta Lippia alba, de ella se extrajeron 4 aceites esenciales, con los cuales vamos a trabajar sobre tres linajes leucémicos, escogimos las 3 líneas celulares más importantes que es Leucemia Mieloide Aguda, Leucemia Mieloide Crónica y Linfoma Histocitico Difuso, porque son las que más tienen prevalencia tanto en niños como en adultos, y las que realmente tienen un tratamiento que no está siendo tan efectivo. Entonces lo que nosotros buscamos con el proyecto es poder obtener un nuevo tratamiento que sea menos tóxico y más efectivo”, puntualizó Zareth Juliana Rodríguez.

Pioneros en propagar Lippia origanoides

La Lippia origanoides es comúnmente conocida como orégano de monte, es una planta que solo se encuentra en el Cañón del Chicamocha, y que a pesar de ser silvestre y poco conocida, contiene propiedades naturales sorprendentes. Esta planta es la protagonista del Proyecto ‘Propagación in-vitro en Lippia origanoides como herramienta para el desarrollo del cultivo de esta especie promisoria en Colombia’.

“Tiene unos aceites esenciales que son de interés para la industria cosmética, alimentaria y farmacéutica, porque se ha comprobado que estos aceites tienen propiedades fotoprotectoras, antifúngicas, antibacteriales y son repelentes de insectos… En el Cenivam se han identificado de esta especie tres quimiotipos que son muy interesantes comercialmente, pero al ser esta planta tan difícil de propagar se corre el riesgo que esa base de plantas se acabe. Ahí es donde surge la idea de propagarla vía in-vitro, porque para esta planta no hay ningún protocolo in-vitro reportado en la literatura, entonces lo que estamos haciendo es estandarizar un protocolo de propagación de esta planta”, indicó Sergio Andrés Vega Porras, Biólogo egresado de la Universidad Industrial de Santander, quien es otro de los jóvenes investigadores que está dejando en alto a Santander a nivel nacional con sus iniciativas científicas.

Uso efectivo de residuos agroindustriales cítricos

El proyecto ‘Absorción de cadmio usando carbón activado producido a partir de subproductos de la agroindustria de cítricos’ es realizado por Luisa Margarita Martínez Garavito, estudiante de Ingeniería Agroindustrial del Instituto Universitario de la Paz, Unipaz, de Barrancabermeja, con el apoyo de los semilleros de investigación Seinagro, Simevez y Semipath, de la Unipaz.

La investigación consiste en el aprovechamiento de las cáscaras de naranja, mandarina o limón, para darles un valor agregado, con el propósito de brindar una solución a una problemática ambiental que se viene presentando en Santander, relacionada con los altos índices de cadmio en suelos y fuentes hídricas.

“Se han hecho estudios que revelan gran bioacumulación de este material pesado en pastizales, en animales vacunos y hasta en leche fresca… El cadmio es un material pesado que se sitúa en el hígado, en el páncreas, y puede llegar a causar cáncer. Se propone crear una metodología en donde utilicemos esos residuos agroindustriales, los aprovechemos y por medio de pruebas físico químicas vamos a definir las características de este carbón que obtenemos de este residuo, después se hace una prueba de laboratorio donde se identifica la capacidad de absorción de este carbón activado que hemos obtenido del proceso de calcinación de la cáscara de naranja”, afirmó la estudiante Luisa Martínez.

Publicidad
Publicada por: CAROLINA VEGA GÓMEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.